20150201031201-diaz-loyola-entrevista-a-manolin-un-pais-un-medio-comun-cuba-y-la-radio.jpg

 

8:39:59 p.m.                                                                        

La vida del asturiano Manuel Álvarez («Manolín»), padre de la radio en Cuba, merece el Accésit y la publicación de la obra en el I Premio ‘Stella Maris’ de Biografía Histórica en España. “Los dos tuvimos un país y un medio común: Cuba y la radio”, expresa su autor Jesús Ángel Díaz Loyola, quien se ha dedicado desde muy joven a investigar y validar la vida y obra de “Manolín”.     

En “Crónicas del Caribe” el periodista cubano radicado en Madrid, relata la historia de 80 años en la mayor de las Antillas del emigrante que nunca volvió a su tierra y fue reconocido como Padre de la radio en Cuba. 

Al certamen, convocado por la editorial barcelonesa del mismo nombre, concurrieron 68 manuscritos, más de la mitad provenientes de España. El jurado lo presidió Luis Racionero, e integrado, además, por Pilar Queralt del Hierro, Javier Esparza y Javier Barracoya.  

 “No pudo ser el primer premio, que lo ganó el malagueño Jesús Cotta, profesor de filosofía y griego en el IES Martínez Montañés de Sevilla, al que traslado mis felicitaciones por su profusa investigación ’Rosas de plomo’, una revelación sobre la "amistad secreta" entre el poeta Federico García Lorca y José Antonio Primo de Rivera”, me comenta Jesús Ángel por email, a pocas horas de recibir la noticia.

“También Lorca tiene parte en mi obra ’Crónicas del Caribe’, la historia del asturiano Manuel Álvarez que se pasó 80 años en Cuba, nunca volvió a su tierra y fue reconocido como Padre de la radio en Cuba. Lo mejor es que las dos obras serán publicadas”, agrega. 

El accésit, se corresponde con la constancia y laborioso quehacer intelectual de este profesional, colega y amigo —ya en la media rueda—, que durante los años juveniles en su natal Caibarién, y luego como estudiante de periodismo en la Universidad de Oriente, se ha dedicado a investigar y validar la vida y obra de “Manolín”, un hombre a quien en Cuba no se le ha otorgado la importancia y los honores que merece. 

De ahí la importancia de que “Crónicas del Caribe”, más que una biografía premiada, se convierta pronto en un libro de “carne y hueso”, en "tiempos en que a lo intelectual no se ayuda ni se le presta demasiada importancia,  —y si a otras cosas mas banales—", como bien acota Díaz Loyola en su mensaje desde Madrid. 

“Esto es para mi, aparte de una satisfacción, un incentivo para terminar y emprender otras obras que tengo en proyecto”, comenta.  “Por eso, este accésit, que no deja de ser un premio, lo dedico al hombre que fue en el Caribe el protagonista esencial del invento que revolucionó la comunicación social”, afirma más adelante.

En realidad “Crónicas del Caribe” es una semblanza de la vida que llevó el emigrante de América en el Caribe vista en la fascinante historia de un hombre que vivió para la radio y por la radio. 

La historia de Manuel «Manolín» comienza en el otoño de mil ochocientos noventa y nueve, a la luz de la invención de la radio por Guillermo Marconi. 

En el seno de una familia española en Carreño, Asturias, siendo un niño con 13 años, Manuel Antonio Álvarez Álvarez, sin el viento de la edad a su favor, se resiste a seguir en su pueblo, Santiago de Ambás, y emprende la aventura de hacer las Américas. 

 “Conviví con él en mi pueblo cubano: Caibarién que terminó perteneciéndole en alma y existencia. (…) Este es el resultado de tres décadas de búsquedas, en que apunté pacientemente la vida de Manuel, rastreé las huellas de su infancia española y conseguí una historia tras una convivencia idílica que los dos tuvimos en un país y un medio común: Cuba y la radio, explica Jesús Ángel.  

Recuerdo que en junio de 2013, mientras nos cursábamos un email tras otro, gestionando yo por acá, entre burócratas, la publicación del libro en Cuba, me escribió: “Ve dando pasos, indícame las instrucciones. De momento puedo asegurarte que el libro listo está (…) ya no aguanta más engavetado, y yo puliendo y puliendo, que a veces no es tan bueno.” 

Este año la radio cubana cumple 93 años. Desde España Jesús Ángel consigue rendirle honores. Su libro arrojará luz donde aún asoman las sombras. 

 “Sea pues este premio para Manolín Álvarez, mi amigo y gran consejero profesional. Esta es la reivindicación de la obra de su vida”, concluye mi amigo, a quien de corazón felicito.