20141201124532-farc-liberan-a-general-y-acompanantes.jpg


6:40:32 a.m.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaron este domingo al general del ejército Rubén Darío Alzáte, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, retenidos desde hace dos semanas y cuya detención puso en vilo el proceso de paz que se adelanta en Cuba con esa organización guerrillera.

El anuncio del rescate del general lo hizo el presidente, Juan Manuel Santos, a través de Twitter, al escribir que fueron "liberados BG Alzate, abogada Urrego y cabo Rodríguez en perfectas condiciones y esperando condiciones climáticas para regreso a sus familias (sic)".

Poco después, el grupo rebelde, en un comunicado, informó que los tres retenidos "han sido liberados por el bloque Iván Ríos de las FARC en el caserío de Vegaez, a orillas del río Arquía, al norte de Quibdó", en el departamento (estado) de Chocó, noroeste del país.

En su mensaje, los guerrilleros dijeron que se comisionó al comandante Pastor Alape para que se encargara personalmente de la entrega del oficial, el cabo y la abogada a una comisión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y delegados de los países garantes de los diálogos de paz, Cuba y Noruega.

Alape, quien hace parte de los negociadores guerrilleros, viajó desde Cuba al Chocó para encargarse de la entrega de los tres retenidos. Las FARC urgieron al presidente Santos a que se pacte un "cese bilateral del fuego, del armisticio, para que ningún suceso bélico en los campos de combate sirva para justificar la interrupción de una tarea tan hermosa y tan histórica, como es la de acordar la paz para una nación que anhela ese destino". El gobierno ha dicho en repetidas ocasiones que no está dispuesto a silenciar los fusiles mientras transcurre el proceso de paz, al argumentar razones de seguridad nacional y al recordar que nada está acordado hasta tanto no se firme la paz.

El general del ejército Rubén Darío Alzáte, el oficial de más alto grado retenido por las FARC en toda la historia del conflicto armado interno, así como el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego fueron retenidos el pasado 16 de noviembre en una zona rural de Chocó.

Esa detención, sumada a la de otros dos soldados liberados esta semana, desató una crisis en las discusiones de paz que adelanta Bogotá con las FARC en Cuba, al punto que en este momento los diálogos están suspendidos.

En su momento, Santos anunció que una vez liberados los rehenes sus negociadores de paz retornarían a La Habana para retomar los diálogos, sin embargo, las FARC han advertido por diferentes voceros y de maneras distintas que primero será necesario hablar sobre lo que ocurrió y fijar una reglas del juego, antes de reanudar las charlas.

Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC en Cuba, lamentó hoy el "impulso" que llevó a Santos a suspender los diálogos de paz y aseguró que "ahora tendremos que hablar con el gobierno para tratar de recomponer las reglas del juego y evitar que a futuro se nos presenten situaciones como estas".

El jefe guerrillero advirtió que mientras se siga negociando bajo el fuego de la confrontación se seguirán presentando casos como el del general Alzáte y el proceso de paz puede verse afectado.

La ex senadora Piedad Córdoba se sumó al pedido de las FARC para que se pacte de inmediato un cese del fuego y a las hostilidades para evitar una nueva crisis en la mesa de negociación.

"El proceso continúa, cada vez se fortalece más y esta es una noticia positiva para el país", manifestó Córdoba a radios locales.

La ex senadora pidió además que "lo hay que buscar es que haya un acuerdo integral humanitario" para evitar que la muerte de un comandante guerrillero o una acción contra la fuerza pública ponga en vilo la paz.

Por su parte, el ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) y actual secretario general de Unasur, reconoció que el caso del general Alzáte representó el "momento más próximo a la ruptura de la mesa de negociación" por lo que pidió mesura y exigió una explicación del oficial, cuya retención puso en riesgo el proceso.

Mientras que Oscar Iván Zuluaga, el ex candidato presidencial de la derecha, escribió en su cuenta de Twitter, tras conocerse de la liberación que "54 compatriotas siguen en la selva secuestrados por las FARC. Pedimos para que todos regresen a casa. No puede haber colombianos de 1a y 2a".

(Fuente: ANSA)