20141117001401-peatones-absortos-celulares.jpg

 

6:10:03 p.m. 

 

Cuando los vehículos se detienen en el gigantesco cruce tokiota de Shibuya, uno de los más concurridos del mundo, cientos de personas cruzan absortas en sus teléfonos móviles, inconscientes del peligro. 

Este desconcertante espectáculo preocupa a las autoridades japonesas, ya que, si todo el mundo actúa de igual manera, la seguridad de los peatones correría una grave amenaza. 

Una simulación realizada por NTT Docomo, primer operador japonés de servicios de telefonía, demostró que si 1.500 individuos intentan atravesar este inmenso cruce con los ojos pegados a la pantalla, se producirían 446 colisiones y 103 caídas. Y únicamente un tercio de los peatones alcanzaría la otra acera con toda seguridad. 

"Si la gente continúa recorriendo las calles con la mirada fija en su teléfono, el número de accidentes aumentará", advirtió Tetsuya Yamamoto, un alto funcionario encargado de la prevención de riesgos en los bomberos de Tokio. 

Según él, "el 41% de los accidentes vinculados al celular lo llevan a cabo personas mientras caminan o montan en bici". Los automovilistas, que hablan o miran su teléfono móvil, no son los únicos peligros públicos. 

Y Yamamoto no se refiere a puntuales molestias entre dos personas que tropiezan entre ellas y se disculpan, sino de individuos que terminan en el hospital. 

Según los trabajadores de emergencias, entre 2009 y 2013, las ambulancias atendieron a 122 heridos tras accidentes causados por peatones absortos en sus celulares. 

(Fuente: globedia)