20141112113249-freddy-asiel.jpg


5:27:15 a.m.

Auguran satisfactorios resultados a la escuadra cubana de béisbol en la cita a Veracruz, al contar con un pitcheo a la altura del certamen.

Cada vez el pitcheo cobra mayor importancia en los torneos internacionales, sobre todo en certámenes cortos, en los cuales el margen de error es mínimo. Justo así se presume sean los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, México, donde nuestra escuadra enfrentará la experiencia y oficio de las novenas convocadas, la mayoría con tradición beisbolera.

Durante la última década, nuestros lanzadores han salido siempre en medio de dudas, pero luego han dado la cara con actuaciones sobresalientes, y el staff reunido para la ocasión azteca puede emular dichos rendimientos, pues reúne a varios de los serpentineros más capaces con los que contamos en la actualidad.

El cuerpo de pitcheo seleccionado cuenta con mayoría de abridores, aunque algunos de ellos saldrán desde el bullpen para relevos largos o situaciones específicas. Al margen de esto, los ubicamos en el grupo de abridores porque sus estadísticas en la presente temporada solo nos permiten evaluarlos como tal.

Por su parte, del cerrojo se encargarán tres talentosos jóvenes, a mi juicio los principales prospectos de los montículos cubanos. Hablamos de Vladimir Gutiérrez, Yaisel Sierra y Héctor Mendoza, responsables de las últimas entradas, rol con el que se han familiarizado, pues sus respectivos conjuntos no han dudado en colocarlos en las postrimerías de los partidos para aprovechar su supersónica velocidad, muy contrastante con el resto de los tiradores del país.

De los diez escogidos, se pintan como abridores Freddy Asiel Álvarez, Norge Luis Ruiz y Yosvani Torres, mientras Jonder Martínez aparecerá de comodín, labor que ya ha cumplido notablemente en el pasado, sobre todo en su experiencia con Villa Clara en el 2013.

Tal vez alguno de los zurdos pueda también ocupar un puesto en la rotación de acuerdo al rival, presumiblemente Julio Alfredo Mar­tí­nez, quien por sus dificultades con el control sería menos efectivo saliendo desde el bullpen en situaciones comprometidas.

Por lo demás, no hay mucho debate en cuanto a los nombrados. Todos se han destacado en la primera parte del campeonato doméstico y a Mendoza, quien regresó de Japón hace una semana, le viene como anillo al dedo este escenario, donde tendrá la oportunidad de probar el ascenso que experimentó en las Ligas Menores de la Tierra del Sol Naciente.

(Fuente: Granma)

 Enlaces relacionados: