20140806015152-zapatos-anticaidas.jpg

 

7:46:34 a.m. 

Dotado de sensores de presión y de deslizamiento en su suela, los zapatos anticaídas permiten recuperar automáticamente el equilibrio, imitando el paso natural hacia atrás y evitando que las personas mayores se caigan de forma accidental. 

Una de cada tres personas mayores de 65 años se cae cada año, mientras que los mayores de 72 sufren una caída cada dos años. 

Para reducir ese riesgo, además de levantarse despacio y aferrarse a una superficie estable antes de caminar, existe un innovador calzado para evitar caídas, que en adultos mayores aumentan el riesgo de discapacidad: el  ‘B-Shoe’,  que sirve para caminar de forma convencional y da automáticamente un paso atrás con precisión y solo cuando es necesario. 

Este zapato incorpora sensores de presión, un dispositivo de movimiento integrado en la suela, un microprocesador y algoritmos inteligentes (un programa informático que genera instrucciones con base en la información que recibe), así como una batería recargable, según sus diseñadores.

Cuando los sensores detectan un desequilibrio, el dispositivo de movimiento tira del zapato ligeramente y suavemente hacia atrás hasta que el usuario recupera el equilibrio. 

(Fuente: eltiempo / EFE)