20140531054150-benedetti-restos-esposa.jpg

 

10:44:48 p.m.

Luego de varios años de su fallecimiento, se logró cumplir la voluntad del poeta uruguayo Mario Benedetti, nacido en Paso de los Toros, en septiembre de 1920. Él quería que sus restos reposaran para siempre junto a los de quien fuera el amor de su vida, Luz López Alegre.  

Hasta ayer al mediodía, el cuerpo del autor fallecido el 17 de mayo de 2009 se encontraba en el Panteón Nacional del Cementerio Central localizado en la capital uruguaya. Con el traslado (realizado dentro de la misma necrópolis), ambos comparten el nicho 148. 

Su amigo Daniel Viglietti se mostró emocionado y satisfecho de haber logrado «conjurar a la muerte» y hacer, de manera simbólica, que se perpetúe el «hondo sentimiento» que, durante varias décadas, unió al matrimonio. 

En la ceremonia realizada por el cambio de ubicación de los restos del creador de propuestas como «La tregua», «Gracias por el fuego», «Primavera con una esquina rota», «La borra del café» y «Quemar las naves» también estuvieron presentes el director nacional de Cultura, Hugo Achugar, y Ana Olivera, la intendenta municipal de la ciudad. Según manifestó la funcionaria, existe en Montevideo la voluntad de «retribuirles a Mario y a Luz todo lo que nos dieron» y esta decisión aprobada por la Junta Departamental ha sido una muestra de ese compromiso. 

El nuevo sitio de descanso de la pareja lleva sus respectivos nombres pero también incluye la estrofa inicial del poema de Benedetti titulado «Defensa de la alegría».