20140208230942-mayaguez-elimino-al-magalla.jpg


5:00:15 p.m.

Duelo pitcheo en Margarita. La segunda semifinal de la Serie del Caribe fue una copia mejorada del encuentro del jueves, solo que Indios de Mayagüez y Navegantes del Magallanes lo mejoraron de una manera súperlativa. 

Las dos novenas venían con el ímpetu de haber avanzado a la gran final, pero cada una con maneras distintas. Mayaguez avanzó con victoria contra Venezuela y los criollos venía de caer, ante los boricuas y un descanso extenso. 

Fue un juego intenso de principio a fin. Nadie regaló nada en los primeros ocho episodios. La manera como se dio todo desde la voz de playball avisaba que todo se definiría con un gran final. 

Daryl Thompson y Giancarlos Maldonado arrancaron perfectos en los primeros tres episodios. Ambos serpentineros retiraron a los nueve peloteros rivales que enfrentaron. 

En el cuarto todo fue más humano, creíble. El primero en perder la inmaculidad sobre la lomita fue Daryl Thompson. Un mal bounce en conexión de Osvaldo Martínez por el campocorto Eduardo Escobar se convirtió en el primer imparable del encuentro. Al final, se entendió que también era el presagio de algo extraño más adelante. El norteamericano logró componerse y retiro ese episodio, al igual que el quinto. 

Maldonado fue responsable de perder su perfección, después de dos outs en la pizarra, en la parte baja del cuarto tramo. Un boleto a un frío Mario Lisson le dio un respiro a la alineación del Magallanes que estuvo atenta a cualquier despiste del abridor boricua. 

Los venezolanos colocaron hombres en posición anotadora con dos outs, después que Ramón Hernández negoció boleto y Ezequiel Carrera rompió el «no hitter», pero nuevamente fallaron.Eduardo Escobar entregó el último out del tramo. 

Comenzó el movimiento de relevistas por ambos equipos. García apostó un poco más temprano. EL primero en ingresar fue Elvis Araujo luego que Thompson abriera con boleto a Jeff Dominguez. Carlos Baerga respondió e ingresó a Miguel Abreu en sustitución de Daniel Ortiz. Abreu se sacrificó para entregar el primer out. Araujo permitió sencillo de Irving Falú para colocar hombres en las esquinas. Lissón pudo mantener el cero en la pizarra con buena intervención defensiva con roletazo de Osvaldo Martínez a la inicial para retirar a Dominguez en la goma. Eddie Rosario terminó el tramo con rodado a manos del lanzador. 

El séptimo corrió con calma con Deolis Guerra en la lomita por el Magallanes y Steve Smith por Mayaguez. Pero para los turcos todo se vino abajo en el octavo con Hassan Pena en el montículo. El cubano abrió con pasaporte a Kenny Vargas quien de inmediato fue sustituido por Luis Montañez. Jeff Dominguez se sacrificó y colocó la de abrir la pizarra en segunda base. Pena regaló pasaporte a Miguel Arias. Falú se quedó parado viendo tres strikes y la presión pareció pasar. Con dos outs, comenzó la catástrofe de los locales. Osvaldo Martínez la rodó corto al campocorto Escobar pero este no dominó la pelota y se llenaron las bases. 

Eddie Rosario tendría el turno de la jornada, algo que Carlos Baerga había predicho antes del turno lo que ocurriría. «Nos encontramos en el baño y le dije que levantara la cabeza que él tendría el turno importante, yo sin saber lo que ocurriría», explicó Baerga. 

Rosario elevó la bola hasta el campocorto pero Escobar no pudo dominarlo y se vio bañado para permitir las anotaciones de Montañez y Abreu. «Había enfoque y deseo. Siempre el dirigente me metió en la cabeza que este era mi turno que podía hacerlo y así ocurrió», respondió el causante de la jugada que decidió el encuentro. 

Tyler Herron relevó en el noveno y sin problemas dominó a Mario Lisson con ponche tirándole, Cory Aldridge con ponche parado y el héroe de la final y primeras jornadas, Ramón Hernández con elevado al jardín izquierdo, además de la mayoría de las 15.722 personas que pagaron boleto para asistir al encuentro. 

«Esto fue un juego de Serie Mundial, de mucho pitcheo. Maldonado me dijo que serria dificvil de sacarlo y ahí lo mantuve. Debo quitarme el sombrero ante el equipo de Venezuela tienen un equipazo, ante su público», agregó Baerga. 

«Traté de cambiar el “switch” lo mas pronto posible por mi primera salida. Estabamos bien cansados en el primer juego. La gente de Puerto Rico necesita esto y lo logramos», comentó Maldinado después de maniatar por seis episodios a los venezolanos y permitir apenas dos imparables y ponchar a dos. 

«Estuve chequeando los videos del equipo (Magallanes) cuando estuvo en el invierno. Me cuidé de Hernández», aseguró más adelante y revelar que parte de su labor se debió a que luego de entrenar fue a la playa y comer mariscos. 

Decepción venezolana 

El equipo criollo solo pudo conectar 13 imparables en los últimos dos compromisos luego de promedias casi nueve en los primeros tres. Eso sin duda fue un factor y fue reconocido por el mánager Carlos García, pero no por encima de la defensa. 

«Así es la pelota. Hay que tener la mente cortica porque lo que pasó hoy quedó así y no tenemos control de eso. Se hicieron las cosas que se tenían que hacer pero hoy no las hicimos», aceptó. 

Magallanes se retiró con uno de los mejores relevos de la Serie del Caribe al solo permitir tres carreras en 22 episodios. «Estuvo impecable y hay que resaltarlo. Nuestros dos juegos no se fueron los brazos sino por la defensa que jugamos», concluyó el técnico de los turcos. 

Mayaguez enfrentará a Hermosillo con Joel Piñeiro en la lomita retando a Juan Delgadillo, el sábado, a las ocho de la noche por el título de la Serie del Caribe. 

(Fuente: margarita2014)