20131229223429-villa-clara-serie-nacional-.jpg


4:30:58 a.m.


Con los Naranjas hay que apretarse bien el cinturón pues siempre a última hora saca fuerzas o suerte del bate y la pelota. Así lo demuestran  los peloteros villaclareños al vencer cómodamente a los de Pinar del Río, ocho carreras por cero, en el primer desafío del doble pactado, que lo califica  para la siguiente fase de la 53 Serie Nacional de Béisbol. 

Yo no soy muy entendida en béisbol, pero siempre a estas alturas de la pelota cubana me pongo a la expectativa y a tono con las mayorías del terruño para defender la camiseta de mi provincia, pero además, porque me gusta mucho el color del uniforme y la emblemática fruta con que se le ha asociado.

Y aunque a la tropa de Ramón Moré le quedan dos partidos con Pinar del Río y los suspendidos frente a Matanzas, el 4 de enero, y Mayabeque, el día 6, desde ya cifro esperanzas y me preparo para verlos coronado doblemente Campeón Nacional.

Ahora sigo con el colega Rojas Garay, quien reseña desafío de la jornada sabatina, cuando los naranjas decidieron el partido desde el mismo inning de apertura, anotando tres carreras impulsadas por un cuadrangular de Yandrys Canto con dos hombres en circulación. Luego agregaron una en el tercero, y en las postrimerías del choque pisaron la goma dos veces en el octavo y otras tantas en el noveno.

El zurdo Robelio Carrillo y Yosvany Pérez Torres, aunque toleraron  once indiscutibles, se las arreglaron para no admitirle  carreras a la tanda vueltabajera.