20131107122112-foto-0000000220130801125908.jpg

 

 

07/11/2013 6:18:50 

 

Los cinéfilos cubanos aguardan con gran expectativa el 35 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, cuyo inicio está previsto para el próximo 5 de diciembre en La Habana.

 

La muestra, una de las más esperadas del año en la isla, se extenderá hasta el 15 de diciembre e incluirá la proyección de más de 400 filmes de 35 naciones seleccionados por el comité organizador.

De esas obras 150 competirán por los premios Coral: 21 largometrajes de ficción e igual número de operas primas, 22 mediometrajes, 30 documentales, 31 animados, 25 guiones inéditos y 33 carteles.

En la categoría principal -largometraje- disputarán el Coral películas de diez países. Argentina y México, con cuatro cintas cada uno; Chile (3), Cuba, Brasil y Venezuela (2), así como Bolivia, Ecuador, Uruguay y Perú, con una per cápita.

Entre esos filmes destaca «Gloria», del chileno Sebastián Lelio, que ganó en febrero del Oso de Plata a la mejor actriz (Paulina García) en el Festival de Berlín, y es la candidata chilena a los próximos premios Oscar y Goya.

Seleccionada para abrir el Festival, «Gloria» narra la historia de una mujer madura divorciada que decide no quedarse sola, y sale a bailar en busca de un nuevo amor.

Otras fuertes candidatas en el segmento competitivo de ficción son las argentinas «La Reconstrucción», de Juan Esteban Taratuto, y «La paz», de Santiago Loza, así como las brasileñas «Memorias Cruzadas», de Lucia Murat, y «Edén», de Bruno Safadi.

Cuba estará representada en ese acápite por «Boccaccerías habaneras», de Arturo Soto, y «Jirafas», de Enrique Alvarez.

Como miembros del jurado se espera la posible participación de los españoles Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat, quienes exhibirán en esta edición un documental sobre la gira de ambos artistas por América Latina.

Además de los premios Coral, un grupo de instituciones cubanas y extranjeras entregarán galardones colaterales, así como varias distinciones internacionales que otorgan instituciones como la Federación Internacional de Críticos de Cine (Fipresci).

Como cada año, el público podrá apreciar muestras de cine español, polaco, alemán, británico, canadiense y, por primera vez, se proyectará un ciclo de la filmografía sudcoreana.

El programa del Festival incluye, asimismo, la proyección de Noticieros ICAIC Latinoamericanos restaurados en Francia y un homenaje por el 20 aniversario del filme cubano «Fresa y Chocolate» (1994), dirigido por ya fallecido Tomás Gutiérrez Alea, (Titón), y nominado al Oscar como Mejor película extranjera en 1995.

De manera especial se mostrarán diez cintas catalogadas como imprescindibles por el recién fallecido Alfredo Guevara, principal creador y director durante 34 años de esta cita habanera con la pantalla grande, quien será homenajeado en el Festival.

El actual presidente del evento, Iván Giroud, dijo que «una de las tareas más difíciles era cómo concebir, pensar y diseñar un festival sin Alfredo y con Alfredo», y subrayó que la presencia de Guevara "estará en todo el evento".

En la parte teórica, esta cita promoverá el debate sobre el Nuevo Cine Latinoamericano y se discutirá acerca de la transformación que en estos 35 años han sufrido los modelos de producción y consumo.

Fundado en 1979, el Festival surgió con el objetivo de reconocer y difundir la cinematografía de la región con valores que reafirmen la identidad cultural autóctona. En la pasada edición se exhibieron 566 películas de 46 países, de las cuales 112 concursaron en las secciones oficiales, y la película chilena «No», del realizador Pablo Larraín, obtuvo el Primer Premio Coral al Mejor Largometraje de Ficción.

Los organizadores del Festival esperan superar este año las expectativas de asistencia a la siempre ansiada fiesta de las imágenes en movimiento y que en las últimas ediciones ascendió a medio millón de espectadores.

 

(Fuente: spanish.china.org /xinhua)