20131025125537-kaspersky.jpg

 

 

25/10/2013 6:42:46 

 

La barrera entre sabotaje y espionaje se está difuminando en la vida virtual, lo que echará por tierra las reglas fijadas hasta ahora por los Estados en materia de acceso a datos de los ciudadanos para garantizar la seguridad, según Eugene Kaspersky, consejero delegado de la empresa que lleva su nombre.

 

Dichos límites se están haciendo «muy finos», ha dicho Kaspersky a medios de comunicación, tras una jornada de ciberseguridad de su empresa con la participación de los máximos responsables.

Kaspersky ha advertido de que desde cualquier dispositivo tecnológico conectado a internet es posible cometer ataques informáticos.

Destacó el auge que tendrán en un futuro próximo aparatos como las televisiones «inteligentes» y también se incorporarán sistemas de navegación en la red a todo tipo de cosas, por ejemplo en vehículos, lo que aumentará los riesgos de infecciones informáticas.

Ha insistido en el incremento del número de casos de cibercrimen detectados y las evidencias de ciberespionaje entre Estados, que cada vez son mayores; además aumentan los robos de datos confidenciales y también se están registrando ataques a instalaciones críticas de los países.

Estas prácticas confirman los temores de los que hace una década «ya venía yo alertando», ha dicho; «mis temores sobre las amenazas en internet se están haciendo realidad», añadió el experto.

Aunque hoy por hoy el 99% de los ataques se dirigen contra dispositivos con sistema operativo Android, todo apunta a que Apple se convertirá en un gran atractivo para los criminales en la medida que aumenten sus usuarios, y no está invirtiendo lo suficiente en seguridad, ha dicho.

Kaspersky, conocido como uno de los mayores expertos en la detección de virus informáticos, indicó que no sólo están aumentando los ataques en internet sino que cada día son más sofisticados y con mayor número de personas involucradas en ellos.

Además, el mercado de la telefonía móvil está multiplicando su atractivo para los criminales dado el drástico ritmo de aumento de su número de usuarios.

Las amenazas en internet preocupan cada vez más a los Estados y la propia Interpol se ha organizado con un objetivo de seguridad para el que cuenta con el apoyo de Kaspersky, manifestó su presidente.

Recordó que su compañía trabaja también mano a mano con las universidades para «concientizar» sobre la necesidad de desarrollar código informático con fines lícitos y «para hacer este mundo más seguro».

 

(Fuente: tecno.americaeconomia)