20130905025738-papa-francisco-1762494w618.jpg

 

 

4/9/2013 20:56:48 


Tras encarnar a San Martín y a Alberto Granado, el amigo del Che, De la Serna interpretaría al obispo de Roma

 

Desde el Festival de Venecia, se conoció una noticia que dejó a la Argentina en el centro de la escena del cine mundial: el anuncio del rodaje de Historia de un sacerdote , película basada en la vida del cardenal Jorge Bergoglio, que escribirá y dirigirá Alejandro Agresti y protagonizará Rodrigo de la Serna, quien interpretará al ahora papa Francisco desde su juventud hasta su llegada a Roma para el cónclave de marzo pasado. La película se filmará, según contó a LA NACION su productor Pablo Bossi, entre la Argentina, España, Alemania e Italia.

«Cuando Jorge Bergoglio fue nombrado Papa le pregunté a Agresti si se animaba a contar su historia. Él empezó a trabajar, investigó y escribió un guión en el que de alguna manera recrea dentro de la ficción los hechos ya documentados sobre la vida de Francisco», contó ayer Bossi.

Según el productor, responsable de Pampa Films, la película empezaría a rodarse a comienzos de 2014 y, aunque será un proyecto «muy internacional», tanto él como el director decidieron que lo mejor era que fuera hablada en castellano. Con experiencia tanto en el cine europeo como en la industria norteamericana —Agresti dirigió La casa del lago en Hollywood—, el equipo de Historia de un sacerdote pondrá el acento en el hecho de que se trata de un papa argentino.

Con dos documentales dedicados a la vida y la obra del Santo Padre, El papa de las Américas, de la señal Discovery, y El papa del fin del mundo (The History Channel), estrenados en los últimos meses en la pantalla chica latinoamericana, está claro el interés por contar las vivencias del primer papa americano.

Bossi y Agresti —«dos hinchas de San Lorenzo», según aclaró el productor— decidieron contar su propia versión ficcionada de la vida de Bergoglio y eligieron a Rodrigo de la Serna para la delicada tarea de interpretarlo. Tan sensible es el tema que el actor prefirió no hablar de su futura interpretación, especialmente porque aunque ya existe una primera versión del guión, todavía falta mucho camino por recorrer hasta el rodaje del año próximo.

«Rodrigo es uno de los más grandes actores argentinos. Sabemos que puede componer este personaje. Y hasta tiene un parecido físico. Además, está en la edad justa para poder envejecerlo o rejuvenecerlo según las necesidades del relato», detalló Bossi, que calificó el film como una coproducción europea que tendrá un presupuesto por encima del estándar de la cinematografía local, especialmente porque se trata de una película de época.

De todos modos, la prioridad de Bossi y Agresti, cuyo más reciente film, No somos animales (protagonizado por John Cusack, con la participación de Al Pacino) podría estrenarse en octubre, es hacer «una película humana, conmovedora y que respete el espíritu de austeridad de este papa. No creo que tengamos ninguna dificultad para financiarla». Por ahora, la película cuenta con el apoyo de la productora española Pentagrama.

En pleno plan de trabajo y cumpliendo con el calendario de desarrollo del proyecto que se dio a conocer ayer en el festival de Venecia —una plataforma ideal por la atención internacional que la muestra despierta— y al que en su momento Agresti y Bossi viajaron con el film Un mundo menos peor, el experimentado productor explicó que si bien aún no se comunicaron con el obispo de Roma, su intención es trabajar con su bendición.

«Sabemos que existen mecanismos para contactarnos con él. Nos interesa que conozca este proyecto que estamos armando sin grandilocuencia y poniendo el foco en su vocación de servicio», termina Bossi, entusiasmado con el proyecto que, más allá de su título, será la película del Papa.

 

(Fuente: la naciónPatricio Pidal / AFV)