20130905020714-kott-explico-que-ruso3.jpg


 

4/9/2013 19:58:22


La Semana de Cine Ruso que comenzó el pasado primero de septiembre en el cine Chaplin de la capital cubana con la premiere del filme La Fortaleza de Brest. Se extenderá hasta el próximo día 7 en esa sala cinematográfica. Ayer la delegación de actores y cineastas que visita la Isla por este motivo ofreció una conferencia  de prensa en el Centro de Promoción Cinematográfica Fresa y Chocolate.

 

La delegación está integrada por  Alexandr Kott (en la foto), director de la película La Fortaleza de Brest, Anna Tsukanova, actriz de la misma, Vladimir Yepifantsev, protagonista del filme El Espía, Sergey Bragin, productor ejecutivo del estudio cinematografico Fest-film y el actor Mikhail Gorevoy.

Kott, explicó que su cinta tuvo como escenario el actual Parque Memorial Fortaleza de Brest, símbolo de la resistencia y el coraje de los combatientes soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial y actualmente uno de los principales destinos turísticos de Bielorrusia; la misma fue producida con presupuesto estatal y por tanto sus objetivos no fueron comerciales, sin embargo, señaló, que a pesar de narrar un hecho acaecido durante la Segunda Guerra Mundial, ser una película, oscura, difícil y bastante larga, logró un gran éxito de taquilla.

Comentó además que aunque no es un filme documental, el equipo de realización trató de seguir todas las pautas de este género y de realizar una profunda investigación; «lo que realmente sucedió en ese lugar realmente no lo sabe nadie, prácticamente nadie sobrevivió a ese acontecimiento», apuntó el realizador que es además guionista.

Se conoció también en el encuentro que esta cinta ha sido exhibida en un buen número de países entre ellos Cambodia, China y Taiwán, en sentido general en casi todos los países que lucharon contra el fascismo y en aquellos donde han existido revoluciones.

«El cine soviético fue muy potente, muy fuerte hasta el momento de la desintegración del campo socialista; una de cada tres películas tenía temática bélica», señaló Alexandr Kott y significó que en la actualidad muchas personas en Rusia están haciendo cine tratando de repetir las fórmulas de Hollywood pero que de él se dice que está tratando de rescatar el cine ruso; «como los tiempos han cambiado la visión de los hechos históricos también ha cambiado y en los últimos cinco o seis años se han realizado muchos filmes sobre la Segunda Guerra Mundial» apuntó.

Seguidamente subrayó el cineasta ruso que en los tiempos soviéticos existía una ideología y un tipo de héroe, «después todo eso se perdió y hoy en día estamos en una búsqueda de una nueva ideología y de un héroe de nuestro tiempo».

Vladimir Yepifantsev por su parte al intervenir acerca del filme El Espía,—ópera prima del director y guionista moscovita Alexey Andrianov, basada en la novela de Boris Akunin Primavera de 1941—, afirmó que no es una producción típicamente de espionaje sino que reúne códigos de diversos géneros como lo fantástico y el cine de aventuras, con el estilo de los comics y con una imagen muy romántica de la realidad.

Tony Mazón, especialista de la Cinemateca de Cuba y programador de esta semana fílmica, resaltó que la selección comprende nueve producciones asociadas a lo más actual del cine ruso, casi todas son cine de autor pero al mismo tiempo constituyeron éxitos de taquilla; tres de ellas son películas que reconstruyen acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial: La Fortaleza de BrestEl espía y El partido; otras tres son de múltiple dirección: ¡Moscú, te amo!, ( versión rusa de la famosa París, te amo), Árbol de Navidad y Madres y está compuesta además por la comedia Los caprichos, y los dramas Estaré a tu lado y Sobre el amor.

 

(Fuente: Cubarte / Susana Méndez Muñoz)