20130903121412-paz-siria.jpg

 

02/09/2013 9:07:21                   

 

El ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba emitió hoy una declaración sobre las recientes opiniones formuladas por el presidente estadounidense Barack Obama en torno a la decisión de atacar a la República Árabe Siria. 

 

El documento divulgado por la televisión local precisa que la determinación de Estados Unidos viola el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas. 

Una agresión a Siria provocará más muerte y destrucción y llevará a la intensificación del conflicto por el que atraviesa esa nación árabe, apunta el texto. 

El Minrex hace un llamado a los miembros del Consejo de Seguridad a que cumplan su mandato de impedir todo quebrantamiento de la paz y detengan una intervención militar que amenaza la seguridad internacional en esa volátil región del mundo. 

Según el documento, Cuba considera que la Asamblea General, único órgano de las Naciones Unidas donde están representados todos los países, también le compete la responsabilidad de detener la agresión. 

La declaración cubana exhorta a la Asamblea, en ejercicio de sus facultades, a reunirse con carácter urgente y tomar las medidas imprescindibles. 

El llamado se extiende al Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que se involucre directamente e impida los actos que el Presidente de la Casa Blanca dio como hechos casi inevitables. Apunta el pronunciamiento del Minrex que le correspondería al máximo funcionario de la ONU la realización de gestiones diplomáticas urgentes y vigorosas ante el gobierno norteamericano para tratar de salvar la responsabilidad con la paz y la estabilidad mundial. 

Recuerda el documento que el Grupo de los 20 se reunirá en San Petersburgo, Rusia, los días 5 y 6 de septiembre, cita en la que estarán presentes muchos de los principales líderes del orbe y donde pudieran discutir con Obama sobre la situación creada. 

El texto cita las decenas de miles de jóvenes estadounidenses que murieron en acciones bélicas desde Vietnam hasta la fecha y pide a los medios de prensa divulgar esas verdades a los pueblos, sin manipulaciones tendenciosas. 

Cuestiona igualmente el documento la decisión que adoptará el Congreso de Estados Unidos el próximo 9 de septiembre cuando deba tomar un parecer sobre ir a la guerra o mantener la paz mundial, una balanza entre optar por la vida o la muerte. 

Cuba deja claro que si los parlamentarios estadounidenses siguieran los pasos de sus similares británicos, al rechazar los intentos de agresión anunciados por el Presidente, harían una valiosa contribución a la paz mundial y a su cuestionado sistema político. 

Según el Minrex, si los parlamentarios aprueban la contienda guerrerista propuesta por Obama, tendrán que asumir las consecuencias ante los implacables registros de la historia. 

La Habana hace también un llamado a los líderes de opinión norteamericanos y del mundo a impedir que la ley de la selva impere sobre la cordura, se lancen ataques ilegales e ilegítimos contra otros países, y se intente suplantar la diplomacia con la guerra. 

En el documento se exhorta a líderes pacifistas, religiosos, jóvenes, estudiantes, trabajadores, artistas e intelectuales, movimientos sociales, fuerzas progresistas y a todos aquellos que rechazan la guerra, a movilizarse contra la decisión de ataque a Siria. 

En su declaración, el Minrex hizo también un llamado a preservar la soberanía, independencia e integridad territorial del país árabe y el derecho a la autodeterminación de su pueblo, y a promover la solución del conflicto por vías diplomáticas sin más derramamiento de sangre.

 

(Fuente: PL)