20130116143128-1326505859-2.jpg

 

16/01/2013 7:35:35 

 

Ha pasado un año del naufragio del crucero Costa Concordia y los trabajos en la isla mediterránea de Giglio continúan, día y noche, los siete días de la semana, con el fin de eliminar los restos del navío... Pero, ¿cómo? Así lo explica la página Costa Concordia Parbuckling Project.

 

Se trata de un nuevo sitio web emprendido a finales de año por Costa Crociere y la empresa de salvamento contratada para eliminar los restos del naufragio, quienes detallan cómo se llevará a cabo la operación de «Parbuckling», que es el término técnico utilizado para el proceso de rotación del barco a una posición vertical. 

Esta es probablemente la fase más compleja de la eliminación de la nave de su cautiverio, un proceso que nunca se ha intentado antes de esta forma. 

El sitio web ofrece un paso a paso literal, con secciones ilustradas que detallan exactamente cómo el equipo de rescate tiene la intención de hacerlo. Pero también para reflexionar públicamente sobre las diferentes fases del plan, que en cualquier momento puede sufrir variaciones.



Tras la finalización de la fase de estabilización del barco (a principios de noviembre del año pasado), el consorcio de empresas que trabaja actualmente en la zona de estribor, está a punto de completar el sistema de retención con la instalación adicional de 8 bloques de anclaje, que también operarán durante la fase de rotación final, imprescindibles para evitar el deslizamiento de la nave y que se hunda por completo.

La siguiente fase consiste en preparar el doble fondo en el que el buque se asentará después de ser girado y se realizará en dos etapas. La primera implica usar enormes bolsas extraíbles de lechada de cemento, con el fin de crear ese doble fondo como una base firme y estable para el casco.

Sobre esa base se fijarán una serie de plataformas y una grúa instalará cajones herméticos de flotación a un lado de los restos del naufragio. Una vez terminada esta tarea, la fase de parbuckling comenzará. El barco se levantará de un lado gracias a más cajones instalados en el lado opuesto, y el buque entonces reflotará, definitivamente.

Estas son las 5 fases de operaciones previstas, ilustradas con gráficos obtenidos de la web oficial que explica este proceso:

1- Estabilización


Fijación y estabilización de los restos del naufragio para evitar cualquier deslizamiento o hundimiento a lo largo del escarpado lecho marino. Se realiza mediante un sistema de anclaje formado por cuatro bloques de anclaje submarinos fijados al fondo del mar, entre el centro de los restos del naufragio y la costa. Más tarde, se instalarán 12 torres de retención para su uso durante el «parbuckling» del barco.

2- Instalación de soportes submarinos y estabilizadores de babor


Segunda etapa que consiste en la preparación del falso fondo en el que los restos del navío descansarán después de la rotación. Después de preparar el falso fondo, se utilizarán 30 grúas para instalar 15 cables de reflotamiento en el lado izquierdo de los restos del naufragio.

3- Parbuckling


La rotación llevará alrededor de un par de días, ya que el movimiento tiene que ser muy delicado. El parbuckling se realizará utilizando gatos de cadena que tensarán varios cables unidos a la parte superior de los cajones y de las plataformas, que serán tirados hacia el mar, mientras que los cables conectados a las torretas de estribor se utilizarán para el equilibrio. Esta es una fase muy delicada, en la que las fuerzas implicadas tienen que compensarse con cuidado, para girar la nave sin deformar el casco.

4- Instalación de estabilizadores en el lado de estribor


Luego se instalarán 15 flotadores-estabilizadores de reflotamiento a la banda de estribor del barco hundido. Estos cajones se utilizarán durante la subsiguiente fase de reflotación.

5- Reflotación


En este punto, el casco estará descansando en el falso fondo a una profundidad de aproximadamente 30 metros. Un sistema neumático vaciará el agua de forma gradual desde los estabilizadores en ambos lados, dando el suficiente empuje para llevar el barco hacia arriba. Al finalizar el proceso de vaciado, una sección de aproximadamente 18 metros de calado permanecerá sumergida.

 

(Fuente: Excelsior.com.mx)

 

 

Artículos relacionados: