20121217150526-numerologia-el-12.gif

 

18/12/2012 9:01:14

 

Aunque mayoría de quienes creen en el apocalipsis lo esperan el 12/21/12, cuando el calendario maya se acaba, ya pasó la última fecha «triplicada» del siglo, o sea, 12/12/12. Para algunos significó suerte, para otros, un día ideal  para consagraciones  románticas. Sin embargo, para la mayoría de las personas no pasó más allá de otro miércoles común y corriente.

 

Sin embargo en respuesta al pánico causado por el supuesto fin del mundo que ya se acerca, la Sociedad Astronómica del Pacífico ha declarado el 12/12/12 «Día Antiapocalipsis»,  para celebrar «el pensamiento racional y discurso razonable».

En fin, para quienes gustan de los números, el 12/12/12 resultó ideal, sobre todo los amantes de la pesca de capicúas que, exactamente cuando el reloj marcó  la 1:21:02 tiraron su anzuelo. No sé si la pesca fue extraordinaria o ningún peje picó el anzuelo, pero la combinación numérica no deja de tener su encanto pues se lee del mismo modo de principio a fin y al revés: 201212-1-212102.

También un momento especialísimo para concebir un bebé pudo haber sido cuando las manecillas indicaron las 12:12:12 del día 12/12/12, por razones obvias. Lo difícil será precisar si fue en ese instante que las futuras mamás quedaron fecundadas.

No es el caso de Kiam Moriya de Birmingham, Alabama, cumple 12 a las 12:12 de noche el 12/12/12. Como aproximadamente 267 bebés nacen cada minuto, muchas otras personas comparten el mismo momento con Kiam en sus respectivas franjas horarias.

Libre de supersticiones, los matemáticos han empezado a consideran esta fecha interesante, y valoran el número 12 por sus amplias capacidades de división, de modo que el 12/12/12 es tres veces mejor que solo 12. Además, el 12 de diciembre de 2012 es exactamente 6 años, 6 meses y 6 días después del 6 de junio de 2006 o 06/06/06.

De acuerdo con la numerología china, el número uno es un número «yang», dirigido por el sol y representante de la independencia e individualismo, mientras que el dos es un número «yin» dirigido por la luna y símbolo de simetría y equilibrio. Al encontrarse, los dos números generan la armonía de la energía masculina del sol y la femenina de la luna. Y el 12/12/12 es tres veces más armonía.

El tres es considerado por muchas culturas un número mágico y celestial y a menudo representa el alma o el origen divino. El cuatro es el número de lo terrestre y lo humano: de los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua) y los cuatro puntos cardinales (norte, sur, este y oeste). Debido a esto, muchos consideran el resultado del producto de estos dos números, 12, un conjunto de lo secular y lo sagrado.

El número 12 es uno de los más significativos. Se ha usado de base del sistema de cálculo en diversas culturas y además hay 12 meses en el año, 12 horas de día y de noche, 12 signos astrológicos, 12 dioses y diosas olímpicas, etc.

 

 

(Fuente: actualidad.rt)