20121127041313-inauguracion-ceremonia-52-serie-nacional-de-beisbol.jpg


26/11/2012 21:43:37

 

Un vistoso espectáculo deportivo cultural y el partido entre los Tigres, vigentes campeones, e Industriales, inició  en el estadio José Ramón Cepero, de esta ciudad, la LII Serie Nacional de béisbol.

  

En la ceremonia inaugural, Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, entregó al estelar jugador avileño Rusney Castillo un bate, en nombre de los cinco héroes cubanos injustamente condenados en Estados Unidos por combatir el terrorismo.

Tras el desfile de los elencos participantes en el primer partido de la temporada, el jardinero industrialista Carlos Tabares leyó un mensaje de solidaridad con los damnificados ante el paso del huracán Sandy por las provincias orientales de Cuba.

El torpedero de los vigentes monarcas del clásico doméstico, Yorbis Borroto, leyó el compromiso de los atletas, que aboga por una mayor entrega y disciplina dentro del terreno, con el convencimiento de que la medalla más importante es el respeto al pueblo.

La gala incluyó un homenaje al otrora estelar lanzador Omar Carrero, oriundo de Ciego de Ávila, fallecido este año de forma repentina.

Tras la ceremonia, Ciego de Ávila e Industriales disputaron el partido inaugural, primera vez que ambas escuadras se enfrentan en esta instancia, donde los Tigres presentan balance de una victoria sin derrotas, con el éxito de 8-4 frente a Pinar del Río en la arrancada de la temporada anterior.

En los últimos 12 años, Industriales ha disputado seis partidos inaugurales, con una victoria ante Villa Clara en 2004 con pizarra de 6-2, y derrotas frente a ese rival en 2003 (1-0) y 2010 (6-5), además de trío de fracasos ante Santiago de Cuba 7-2 (2002), 6-3 (2006) y 6-3 (2007).

 

(Fuente: AIN / William Urquijo Pascual)