20121120064935-dsc00080.jpg

 

 

20/11/2012 0:42:39


Esto lo escribió Pedro Hernández Soto, en su weblog con nombre parecido al mío. Cuando se fue del periódico Vanguardia, en Villa Clara, aún no teníamos internet y mucho menos una bitácora donde relatar asuntos semejantes. Pedro fue mi director durante más de cinco años; lo estimo, lo aprecio y no miento si digo que hasta lo quiero. Él bien lo sabe. Por todas estas cosas, me uno al colectivo que le despidió de sus funciones en la revista Bohemia digital. Una vez nosotros, también lo hicimos, y recuerdo que le regalamos una pluma de fuente, no tan cara allá por los 80 del pasado siglo. ¿La conservará? ¿Recordará aquella fiesta por todo lo alto? Bueno, cuenta Pedro: 

 

«Para nada piense que me voy de mi sitio Bohemia digital, y mucho menos a retirar de mi querida revista Bohemia. Lo que sucede es que ya a los 73 años (“picando” los 74) es necesario responder al llamado que hace la dirección nacional de la organización social de los periodistas y abrir la puerta a nuevas generaciones a la rectoría gremial. 

«Con días de antelación planteé tal premisa a la presidenta de mi organización de base de la Upec, Vladia Rubio, como basamento a mi petición de liberación del cargo de Organizador, que desempeñé durante ocho años consecutivos. Tal petición fue llevada a la Reunión de Coordinación que cada mes en el centro efectúan las organizaciones políticas y de masas, más la dirección, y estuvieron de acuerdo con el movimiento y el sustituto propuesto.

 

«Tal cual estaba programado, ayer miércoles 14 de octubre fue la asamblea de afiliados donde se hizo el balance del trabajo realizado durante los últimos cinco años y se abordaron un grupo de temas, como parte del proceso de discusiones hacia el próximo 9no. Congreso Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba, que se efectuará el próximo año. 

«Según me contaron rigieron Tubal Páez, presidente nacional de la organización; Ivia Pérez, funcionaria del CCPCC; y por la publicación, Vladia y José Fernández Vega, el director.  Además se encontraban otros dirigentes de la publicación, editoriales y administrativos. 

«Y no pude asistir. Me fue imposible estar presente en la propuesta de mi liberación y por supuesto en el momento de todas las frases bellas —que después me contaron— que sobre este escribidor pronunciaron diferentes compañeros. He pensado que hubiera sido demasiado emocionante para mí. Seguro que me hubieran brotado lágrimas y por supuesto, casi quimérico intentar decir unas palabras de agradecimiento. 

«Por la noche me visitaron Vladia y su compañero, que no es trabajador de Bohemia, presente en la actividad por especial invitación del director, pues la presidenta no quiso hacerlo.  Me trajeron varios presentes –entre ellos la caricatura que ilustra este post, referida también a Café Mezclado- pero sobre todo información sobre el desarrollo del evento que se preparó con tanto celo y la cooperación de todas las organizaciones. 

«Al parecer los resultados fueron positivos, ahora espero una copia de la relatoría de la reunión y enriquecer mi opinión con el posterior encuentro con varios compañeros para tener visiones desde diferentes ángulos. 

«Cierro, para que se diviertan, con algunas de las «cosas cariñosas» que me escribieron en el revés de la caricatura, algunos de mi queridos y admirables locos. Se las relaciono a continuación y por este medio les contesto:

 

Víctor Manuel:


Pedro es un nombre de santo

Y de aquel ruso, gran zar,

Te tocó a ti por azar,

Sin que pretendieras tanto.

Mas, con modestia y encanto,

Con talento acumulado,

Tú, Pedrito, te has graduado