20120709144901-duelo-nacional-en-rusia.jpg

 

 

09/07/2012 8:41:48

 

Rusia vive hoy un día de duelo nacional por las 171 víctimas de las inundaciones en la región sureña de Krasnodar y los 14 muertos en el accidente de autobús en Ucrania. 

 

Según último balance de las autoridades rusas, las fuertes riadas en el sur del país se saldaron con más de 20.000 damnificados, 5.000 viviendas inundadas y unos 650 hogares destruidos, 100 de ellos completamente. Además, fueron seriamente dañados sistemas de suministro de agua y luz a la población local, así como las vías de comunicación terrestre. 

En el lugar del desastre, que afectó principalmente los balnearios de Gelendzhik, Novorossiysk y Krimsk, a orillas del Mar Negro, trabajan cerca de tres millares de efectivos del Ministerio de Emergencias de Rusia. Para la liquidación de las consecuencias de las inundaciones también se emplean unas 430 unidades de maquinaria. 

Fuentes de la cartera de Emergencias señalaron que durante las riadas en Krasnodar, los socorristas del Ministerio lograron salvar a cerca de 900 personas. 

La víspera, el presidente de Rusia, Vladímir Putin visitó el lugar de la catástrofe natural para conocer sobre el terreno los detalles de lo sucedido y entrevistarse con dirigentes locales, a los que encargó comenzar a pagar las indemnizaciones a todos damnificados por las inundaciones. 

Por otra parte, 14 peregrinos rusos murieron y otros 22 resultaron heridos en el accidente de autobús ocurrido la víspera en la provincia de Chernígov, norte de Ucrania. 

De acuerdo al respectivo decreto presidencial, hoy las banderas de Rusia en el territorio del país eslavo y sus representaciones en el extranjero serán arriadas. 

 

(Fuente: RIANovosti)

 

Noticias relacionadas

 

 

Multimedia