20120401120012-ist2-5932666-el-cuerpo-humano.jpg


 

01/04/2012 5:57:10

 

 

Nada supera en la naturaleza al cuerpo humano.  Es perfecto y a la vez presenta curiosidades que muchos, por traerlo encima a toda hora, ignoran. Por ejemplo: 

 

1. Un pelo humano normal puede aguantar hasta 100 gramos de peso. Más o menos el de un teléfono celular estándar.

2. Los vasos sanguíneos harían un tramo que podría circular el mundo dos veces. Si sumaras la longitud de todos los vasos sanguíneos superarían los 95.000 kilómetros, mucho más la circunferencia terrestre, calculada sólo unos 40.000. Aun así, una célula humana puede recorrer todo el cuerpo en más o menos 60 segundos, gracias al corazón.

3. La nariz es capaz de «archivar» unos 50.000 olores. Claro,
no es tan sensible como el olfato de un perro. No obstante, el 90 % de la información que recibe nuestro cerebro es a través de la vista.

4. Los huesos son tan fuertes como el granito… Por lo menos cuando hablamos de apoyo. Un trozo mediano de hueso puede soportar más de 10 toneladas de peso, mientras que uno de hormigón de semejante dimensión, solo puede aguantar aproximadamente 2.5 toneladas.

5. El tejido del prepucio crece sin parar… Si los padres donan la piel restante de una circuncisión, un trocito de piel el tamaño de un sello postal puede crecer en laboratorio hasta cubrir la misma superficie que ocupan tres pistas de baloncesto. El proceso sólo tarda tres semanas, y la piel resultante se utiliza para hacer trasplantes de piel en victimas de quemaduras.

6. Podrías caminar acabado de nacer.
Luego del  nacimiento el cuerpo posee la esfuerza para ponerse en pie y echar a andar. Es la manera que la naturaleza asegura que el bebé pueda alcanzar el seno materno y alimentarse.

7. Es una estufa natural.
En media hora el cuerpo humano puede generar el calor suficiente para hervir 3.5 litros de agua.

8. Los hombres «calientan» más.
Los hombres queman 50 calorías por hora más que de las mujeres. De ahí que estas tengan los pies más fríos durante el sueño.

9. La lengua tiene una huella única. Como el de la yema de los dedos la lengua tiene un patrón único.

10. Sin saliva no hay sabor. La única manera de activar el gusto para la comida es cuando las moléculas los alimentos son disueltas por la saliva. Para probarlo, seca la lengua e intenta comer, verás que la comida carece de sabor.