20111204064802-0023-partido-republicano-estados-unidos-01.jpg

 


04/12/2011 0:41:33 

 

Congresistas republicanos intentaron hoy subir la apuesta ante la Casa Blanca y sugirieron modificar la Carta Magna de Estados Unidos para que «sea inconstitucional que el país mantenga un presupuesto desequilibrado».

 

Es la más reciente iniciativa del partido opositor para torpedear la agenda del presidente demócrata Barack Obama en torno a una discusión política que se remonta a inicios de 2011 y cuyo núcleo es la abultada deuda gubernamental.

Desde marzo comenzó el litigio parlamentario para cambiar el techo del débito, una controversia que los del partido azul pretenden zanjar con la subida masiva de impuestos a los más ricos y los republicanos aprueban todo menos eso.

En la alocución habitual de fin de semana, la vocera del partido rojo y senadora por Maine, Olympia Snowe, recomendó a sus colegas en el alto hemiciclo poner luz verde a una enmienda que alteraría la Constitución norteamericana.

«Voy a ser clara en este asunto. Tenemos 15 billones de razones para arreglar este entuerto y 15 billones de maneras de probar que el gabinete ejecutivo está errado», remarcó Snowe citada por la cadena NBC News.

Hace un mes y por primera vez en la historia estadounidense la deuda federal superó la cota de 15 billones (millones de millones) de dólares, y ahora tal guarismo significa un monto superior al Producto Interior Bruto de 2010.

Snowe está a la cabeza del grupo de legisladores conservadores que impulsa la propuesta en el ala principal del Capitolio y dijo que «al cambiar la Constitución, arreglaríamos también para siempre la administración nacional que se ejecuta desde Washington».

El presidente Obama ha sumado más deuda pública al gobierno estadounidense que el total acumulado en el país desde las administraciones de George Washington hasta Ronald Reagan, alertó en septiembre la cadena CNSNews. 

En los primeros 19 meses del actual mandato demócrata el débito estatal norteamericano mantenido ante el público se incrementó en 2,52 billones de dólares, precisan documentos de la Oficina Presupuestaria del Congreso (OPC).

Al final del año fiscal 1989, cuando concluyeron ocho meses después de que Reagan dejó la Casa Blanca, el total de la deuda federal mantenida ante el público era de 2,19 billones de dólares.

De acuerdo con la OPC, en casi 200 años de historia, todos los mandatarios desde Washington hasta Reagan sumaron unos 335,3 mil millones de dólares menos que Obama entre enero de 2009 agosto de 2010.

 

(Fuente: Prensa Latina-Las Vegas)