20111106124617-tatuajes-chinos-con-significado1.jpg

 


 06/11/2011 7:39:56

 

China necesita regulaciones para supervisar y garantizar unas condiciones higiénicas en los salones de tatuajes, afirmaron expertos en salud, en un momento en que el tatuaje, que en el pasado era un tema tabú y asociado con la clase baja y hasta con la delincuencia, está prosperando en el país. 

 

Inspectores de sanidad de la ciudad de Shenyang, en el noreste del país, han detectado problemas higiénicos en varios centros de tatuajes, donde las condiciones de aseo de las tijeras, pinzas y recipientes, entre otros implementos, dejan mucho que desear, reveló un funcionario de salud pública que pidió el anonimato. 

El experto agregó que mucha gente va a tatuarse en los salones de manicura o en los sitios especializados en la belleza de las cejas, donde generalmente carecen de equipos desinfectantes. 

La misma fuente precisó que «ese tipo de práctica debería estar incluida en los servicios médicos y de belleza, sin embargo, como no existen leyes ni regulaciones al respecto, las autoridades sanitarias no pueden expedir licencias a quienes se dedican a este oficio». 

«La gente no tiene conocimientos sobre los riesgos potenciales para la salud que supone el tatuaje», afirmó un dermatólogo de apellido Liu que trabaja en el Hospital Popular Número 4 de Shenyang. «Se pueden transmitir enfermedades infecciosas, como la hepatitis, en salones de tatuaje sin las condiciones higiénicas ideales», señaló. 

Según cálculos de la Asociación de Artistas del Tatuaje de China, creada en 2002, en esta naciente industria trabajan «decenas de miles» de personas.

 

(Fuente: peopledaily / Xinhua)