20111007114131-foto-1-ada-rodriguez-small-.jpg


 

07/10/2011 5:26:32 AM

 

Por Mercedes Rodríguez García

 

Ada Rodríguez, hermana  del copiloto Ángel Tomás despliega la cinta de la ofrenda floral colocado en el Parque de los Mártires en Ranchuelo. Belkis Pérez Valdés, prima de Wilfredo (Fello), denunció al imperialismo que ampara al terrorista confeso Luis Posada Carriles. Conmovieron los versos que Estela Ávalos Pérez compuso hace tres años para su primo Fello, declamados a dúo por dos estudiantes del preuniversitario que lleva el nombre  del valeroso piloto del vuelo CU 455.


Ranchuelo, localidad que acogió la vivienda de la familia de Wilfredo Pérez Pérez, piloto del avión de cubana explotado  en pleno vuelo el 6 de octubre de 1976, fue la sede hoy del acto provincial por el Día de las Víctimas del terrorismo de Estado.

Desde la tribuna, radicada en el Parque de los Mártires, Belkis Pérez Valdés, prima de Wilfredo (Fello), denunció al imperialismo que ampara al terrorista confeso Luis Posada Carriles y mantiene injustamente prisioneros a cinco cubanos por haber buscado información entre los grupos de la misma calaña de ese criminal radicados en Miami.

Las palabras centrales estuvieron a cargo de Osainy Márquez Collazo, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en el municipio, quien se refirió a los centenares de víctimas que han provocado tales los actos en nuestro país, y esbozó cómo el pueblo de Villa Clara deberá honrarlos con más combatividad e intransigencia revolucionarias.

Emocionó por su potente y bien templada voz la pionera Chavely González de Armas, de la escuela José Martí, quien cantó Regresaré, poema de Antonio Guerrero musicalizado por el desaparecido cantautor pinareño Polo Montañez.

Conmovieron los versos que Estela Ávalos Pérez compuso hace tres años para su primo Fello, declamados a dúo por dos estudiantes del preuniversitario que lleva el nombre  del valeroso piloto del vuelo CU 455.

 

EN EL AEROPUERTO ABEL SANTAMARÍA

 

Próximo el mediodía los trabajadores del aeropuerto internacional de Villa Clara también recordaron a los mártires de Barbados, y de modo especial a sus compatriotas tripulantes de la aeronave, víctimas del atentado terrorista más emblemático de la política terrorista mantenida y apoyada por los gobiernos de los Estados Unidos en contra del pueblo cubano durante más medio siglo.

Usaron de la palabra Maidierys Portero Gómez, secretaria del Comité de Base de la Unión de Jóvenes Comunistas, y Mario Ricardo Mir, director de la terminal aérea. Ambas intervenciones refirieron el dolor que perdura en la mente y los corazones de más de 11 millones de cubanos,  a pesar de los 35 años transcurridos del abominable crimen cometido por agentes al servicio de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, reclutados por los connotados terroristas Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila.

«Tal alevosía llena de vergüenza a la condición humana, y los culpables aún no han sido condenados, ni el pueblo cubano se ha resignado a aceptar la impunidad», apuntó Maidierys.

«Hoy cuando los falsos profetas de la libertad protegen a sus ahijados, mientras mantienen prisioneros injustamente a cinco patriotas cubanos por combatir el terrorismo en las propias entrañas del monstruo; es preciso recordarles, en una fecha como esta. Más  temprano que tarde se hará justicia», expresó Mario.

Siempre los oradores demandaron el regreso de René González a la Patria, quien tras cumplir 13 años de prisión en los Estados Unidos, deberá permanecer en libertad supervisada durante los tres próximos años en el Distrito Sur de la Florida.

 

 

Vea también: