20110923013033-logo-uclv.jpg

 

22/09/2011 19:42:44 PM

 


Por Mercedes Rodríguez García

 

Resultados estables y avances continuados en los últimos años distinguen a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV).  Con una matrícula de 15 mil alumnos en las diferentes modalidades de estudios, clasifica entre las cuatro mejores del país, y posee bases sólidas para desarrollar con eficiencia el actual período lectivo.

 

Al  evaluar las condiciones y circunstancias específicas de la casa de altos estudios, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, titular del Ministerio de Educación Superior (MES), expresó:

«Hemos empezado un buen curso, que en lo fundamental está garantizado, pero hay problemas de asignación con la base material de estudio y de vida, y también con las infraestructuras básicas, por lo que entre las proyecciones les pido continuar mejorando las condiciones de trabajo, de modo que no se carezca de espacios o de servicios imprescindibles para quienes imparten clases o las reciben».

Entre las motivaciones para la etapa  figura la celebración del 60 aniversario de la fundación de la UCLV y el 50 de la Reforma Universitaria ocurrida en el país 1962, proceso que marcó el destino de la Educación Superior en Cuba, y en el cual la universidad villaclareña tuvo una participación significativa.

Díaz- Canel instó a desterrar el burocratismo, el formalismo y el reunionismo que lastran en alguna medida los recintos universitarios, toda vez que se contraponen con la intención de lograr un clima de confianza y transparencia en aras de formar profesionales más integrales.

«Debemos estimular el detalle hasta en cuestiones tan aparentemente insignificantes como un acto, un nombramiento, un reconocimiento o una celebración de inicio de curso», puntualizó.

Explicó cuán importante resulta atender, casi que de manera exquisita, a los profesores expertos, algunos a punto de jubilarse y otros que, acogidos a este status, continúan brindando asesoramiento. En ellos recae el liderazgo científico y su ayuda resulta inestimable en la acelerada preparación que deberán recibir los claustros más jóvenes.

Alertó a continuar insistiendo para que los ministerios deTrabajo y Seguridad Social, y de Economía y Planificación, asuman la universidad como un organismo priorizado en la entrega de graduados, y acentuó la necesidad de captar profesionales de experiencia en los centros de la producción y de los servicios para, luego de adiestrados pedagógica y metodológicamente, incorporarlos a la docencia.

Acerca de los nuevos ingresos reseñó problemas y deficiencias que arrastran de la enseñanza precedente, y que deben continuar atenuándolos, haciéndolos menos traumáticos. «Tienen que vincularse más con los institutos preuniversitarios y atender de manera diferenciada a los matriculados de primer y segundo años», requirió el también miembro del Buró Político.

De ahí la previsión de ubicar a los mejores profesores en el definitorio primer año de cualquier carrera, y siempre en búsqueda de una sostenida eficiencia académica, pues «pese a la difícil coyuntura económica del país, existe la voluntad política para mantener la calidad que requiere el proceso docente educativo».

«Los exámenes de ingreso a la enseñanza superior y las actuales transformaciones en las precedentes no bastan, porque el alumno solo se prepara bien en tres asignaturas, y algunas, como Química o Física, son necesarias en las Ciencias Médicas o en las diferentes ingenierías», aclaró.

Sobre las agendas de formación, investigación y extensión de las universidades, indicó que han de estar relacionadas estrechamente con el mundo del trabajo y la vida social, y diseñadas en vínculo directo con las necesidades sociales del desarrollo local, propósito al que contribuyen también la observación y el análisis de la experiencia nacional e internacional.

Felicitó a los profesores y demás trabajadores que hicieron posible este inicio de curso que por exitoso, supera y compensa  cualquiera de las dificultades que pudieron haberse presentado.

«Para lograr nuestros propósitos contamos con esta Universidad y con el valioso potencial humano, revolucionario, científico y pedagógico que la caracterizado y ubicado en la avanzada de la educación cubana», concluyo Díaz-Canel su intervención, la tarde del miércoles, en el teatro del Instituto de Biotecnología de las Plantas.