20110321014410-10.panasonic-.jpg.jpg

 

20/03/2011 8:34:36

 

De acuerdo con analistas de iSuppli, las computadoras (escritorio y portátiles), pantallas LCD y memorias USB (portátiles) serán los dispositivos más afectados. La razón: muchas de las firmas japonesas que fabrican estos dispositivos o sus componentes, han «parado» sus actividades.

 

«Las empresas de Japón aportan 60% de los materiales (principalmente silicio) que se usan para crear semiconductores. Con el país sumido en una situación tan dramática como la actual, la producción de estas firmas pasará a un segundo plano», dice iSuppli. 

Y es que aunque la mayoría de los fabricantes japoneses están situados al sur del país (la mayor parte de los daños se han registrado en el norte), prácticamente todos sus empleados han abandonado sus puestos de trabajo para atender la emergencia nacional. 

Y aunque se asegura que las líneas de producción están todavía abastecidas, el mercado ya ha reaccionado ante el temor del desabastecimiento con un alza de precios en sus productos. 

Se estima que en Japón está la sede de 92 empresas de la industria de videojuegos, 39 de electrónica y cómputo y 6 de telecomunicaciones, así como de 50.  

Las mayores afectaciones en dispositivos  

La memoria DRAM es la que se usa como memoria principal de las computadoras y otros sistemas (memoria RAM) y se le considera una de las más usadas en la actualidad, pues está presente en prácticamente en todos los equipos de cómputo «básicos» (para casas, escuelas y oficinas). iSuppli ya detectó un alza de 7% en sus precios. 

La memoria Flash NAND, que es la que se utiliza en las memorias USB portátiles (también conocidas como Pendrives) también ha registrado un incremento de 10% en su precio. 

En un segundo plano, se verán afectados los precios de las pantallas LCD, pues los componentes que se necesitan para su fabricación también se ha frenado. 

Y en un tercer plano, se registrarán alzas de precios en el mercado de microcontroladores. Estos son los circuitos en cuyo interior se alberga el procesador, la memoria y los periféricos de una computadora, lo que significa que podrían desencadenar una subida de precios muy fuerte en los equipos de cómputo de escritorio.

Las empresas más afectadas

Hasta ahora, están son algunas de las empresas japonesas de cómputo y electrónica, más afectadas: 

Canon suspendió las actividades de sus fábricas ubicadas al norte de Japón y evalúa la posibilidad de hacer lo mismo en las que están ubicadas al oeste del país. Según reportó, 15 de sus trabajadores ubicados en la ciudad de Utsunomiya resultaron gravemente heridos.

Esta firma está especializada en la fabricación de equipos de fotografía, video, fotocopiadoras e impresoras y tiene su sede está en Tokio. También está presente en el mercado de TV planas.

Fujitsu interrumpió todas sus actividades laborales para destinar su “know how” tecnológico (infraestructura y empleados) a la sociedad japonesa, tanto para proporcionar atención médica como para proporcionar servicio eléctrico. Asimismo, donará 100 millones de yenes (1.2 millones de dólares) para ayudar a la reconstrucción del país. 

Está especializada en la fabricación de semiconductores, computadoras y supercomputadoras (que se usan en centros de investigación), servidores, equipos de telecomunicaciones y servicios de consultoría. Su sede también está en Tokio. 

Fuji Film también ha detenido toda su producción. Esta empresa en especial, tiene muy preocupados a los mercados, pues es uno de los principales fabricantes de polarizadores de color que se utilizan para crear las pantallas LCD. 

Se le conoce más por fabricar cámaras y películas fotográficas, pero su verdadero potencial está en la investigación y en la manufactura y distribución de productos de cómputo. 

Panasonic ya cerró sus dos fábricas ubicadas en las regiones de Fukushima y Sendai, afectadas por el desastre nuclear provocado por el terremoto. Los trabajadores de estas dos fábricas y de las ubicadas en las ciudades Koniyama y Gunma aseguran que no han sufrido daños importantes, sólo «heridas leves». 

Su sede está en Osaka y se le considera una de las empresas más grandes del país, pues tiene presencia en prácticamente todos los sectores de electrónica y cómputo. 

Sony también suspendió las operaciones en ocho de sus fábricas. Es una de las firmas más grandes de Japón, con sede en Tokio, especializada en la electrónica de consumo, equipos de audio, video profesional, videojuegos, robótica, entre otras. 

Toshiba ha cerrado también todas sus oficinas pues ha puesto toda su infraestructura a disposición de TEPCO, la compañía responsable del suministro eléctrico de Tokio, para ayudar a que la ciudad no se quede sin electricidad. 

Es una de las principales firmas dedicadas a la manufactura de electrónicos y aparatos eléctricos de Japón, pese a que fuera de Japón sólo se le conoce por sus laptops. Su sede está en Tokio. 

Además de las mencionadas, en Japón se albergan muchas de las marcas de tecnología más populares del mundo, que de acuerdo con los analistas, también verán afectadas sus líneas de producción y actividades.

Es el caso de Aiwa, Hitachi, Pioneer, JVC, Brother, Epson, Kenwood, Konica, Kyocera, Casio, Minolta, NEC, Nikon, Nintendo, Olympus, Sanyo, Sharp, Sega y Yamaha, por mencionar a las más conocidas.

 

(Fuente: El Economista/México)