20110319102735-lorgio-libro.jpg.jpg


 19/03/2011 4:19:40

 

 Por Mercedes Rodríguez García

 

«Las ciencias exactas y naturales en Cuba: contribución a su historia»,  es un libro que hacía falta y que de ahora en lo adelante constituirá obligada referencia tanto para el lector común como para quienes intenten consolidar de forma sintética los episodios más relevantes de la historia de las ciencias exactas y naturales en Cuba.

 

Para sus autores, los doctores Lorgio Batard Martínez y Pedro Julio Villegas Aguilar,  constituyó un arduo y paciente esfuerzo recopilatorio que les llevó largos años de trabajo, en aras de una obra que de forma única y organizada, refiere hechos y personajes en el tránsito de la nación, desde la colonia hasta la etapa posterior al triunfo de la Revolución.

Estructurado en ocho capítulos,  el texto resulta un apreciable sostén para cualquiera de las disciplinas universitarias, vistas en la integralidad  evolutiva  del desarrollo científico cubano y  universal.

En su apartado inicial  se ofrece una breve panorámica de las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales que condujeron a la eclosión científica de 1797. El segundo, suministra información acerca de las instituciones que marcaron de manera significativa el desarrollo de las ciencias.

Los restantes,  abordan el desempeño  de destacados académicos del siglo XIX, los principales hitos de las Ciencias Matemáticas en Cuba, así como una síntesis del desarrollo de la Química y de la Física, así como de Ciencias Médicas y Biológicas, tanto en el ámbito de la investigación como en el de la enseñanza.

Los autores del libro ven materializado un empeño editorial largamente esperado,  y reconocen que se trata apenas  solamente una primera aproximación a un tema que, «por su profundidad, reclama una labor enciclopédica».

Y aclaran: «Cuando se piensa en la abnegada labor que realizan los científicos cubanos, independientemente de la rama de la ciencia que se trate, siempre se corre el riesgo de omitir algunos prestigiosos nombres de manera involuntaria…»

Muy a tono con la proverbial modestia de ambos prestigiosos académicos de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas,  comentario que hacen Lorgio y Pedro Julio «como una obligada excusa por las limitaciones de esta obra, que por humana, no puede ser perfecta».