20110108170256-rufo-la-otra-casa-copia.jpg

08/01/2011 10:58:31

Por Mercedes Rodríguez García

Escribe Wanda Canals en el sitio Cubadebate que Rufo Caballero,  a sus escasos 44 años ya «mostraba resultados difíciles de alcanzar siquiera a la altura de la senilidad», y lamenta —como miles de cubanos— «la pérdida de uno de los académicos y ensayistas más fructíferos; de los críticos más preclaros, agudos y temerarios, de los mejores comunicadores, de los jóvenes sabios más generosos si de compartir su vasto conocimiento se trataba.»

Coincido con Wanda: «En toda la vida de un hombre común no cabría la savia acumulada en tan solo cuatro décadas por un hombre como este Caballero; y sin embargo se nos va sin los homenajes que sus dos doctorados, sus éxitos en la Academia y en los Medios desde hace mucho merecían. Quizás si hubiera llegado a los 80…

Si hubiera llegado a los 80, «posiblemente lo despediríamos como a un narrador de referencia obligada en las antologías literarias cubanas, o como a un experimentado realizador de audiovisuales; sí, haciendo lo suyo tras las cámaras y no solo frente a ellas; porque, a pesar de haber tocado nubes con su producción científica, con su magisterio comprometido, con su condición en el ISA, por ejemplo, de miembro del Tribunal Permanente de Ciencia sobre el Arte, Rufo, justamente ahora, andaba como buscando su sitio en la creación misma».

No tuvimos tiempo de despedirnos, colega, pero de cierto modo ya estás en otra Casa, llámese como se llame.

Los homenajes se preparan; la muerte, no. A la muerte nadie escapa; de los homenajes, muchos; la muerte siempre es justa porque no hace deferencias; los homenajeados, los escogen. Entonces que Rufo no se disguste por aparecer entre los «elegidos». Si fue al cielo, que Dios le haga el homenaje que le corresponda. Si enrumbó al Infierno, encontrará a muchos conocidos que le hicieron la vida imposible. Con su lengua seguirá batiéndose. Por donde sí no debe haber pasado es por el Purgatorio… ¡Y allí debe estar medio mundo limpiándose sus culpas!

A continuación reproduzco algunos comentarios  publicados en el sitio, los cuales considero muy atinados y razonables.

Julián Alfonso García: Adiós a un grande de la cultura cubana. Rufo nos enseño a interpretar la vida desde la creación artística misma. Descansa en tu propia casa.

Susy: Realmente estoy consternada con la noticia, creo que Cuba a perdido a un crítico muy valiente. Mis condolencias a sus familiares, y si su casa es el cielo, pues que sea Bienvenido.

Jaime: Cuba a perdido a una gente buena como el acostumbraba a saludar en su Caballete de Lucas. Criticado por unos y elogiado por muchos siempre será recordado como el critico más popular de la cultura de Cuba.

koli: Una gran perdida para la cultura cubana. descanse en paz rufo caballero que el pueblo te recordara siempre, a pesar de que el noticiero estelar «olvidó» dar la noticia de tu muerte. Como dijo Martí, la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.

Yirmara: Qué cosa más triste… no dicen cómo falleció, pero imagino que haya sido de algo repentino o un accidente. Tremenda pérdida para Cuba… para mí, el mejor crítico de arte que tenía Cuba hoy, el más completo, con el permiso de quienes piensen diferente. Al principio escribía demasiado por las nubes, era muy académico, pero hace rato se había acomodado a los dos lenguajes: al periodístico y al academicista… era el mejor, y la cultura cubana se lo va a sentir.

Marilys: Es una noticia muy triste y dolorosa, es, pues su legado lo testimonia, uno de los críticos más lúcidos y temerarios de la hora actual, su presencia será permanente aunque tristemente no contemos con su presencia (…)

Sur: También nos consuela el privilegio de su legado. Inolvidable amigo, maestro, colega, de él y con el siempre aprendíamos… manejaba el verbo como pocos y también de cuando en cuando nos hacia reír… en fin la tristeza nos embarga a todos. Cuba toda siente su irremediable perdida, dejemos entonces un mensaje inteligente y seguramente como el mismo dice también en su contestador, puede ser que nos responda.

José Pedro: La cubanidad de Rufo fue su esencia, como Martí supo hacer de su verbo la espada y la rosa blanca, infundió respeto entre los consagrados académicos y lo más popular e hizo Revolución desde donde le correspondió en la cotidianidad, entregando a las nuevas generaciones su sabiduría y al pueblo su verdad que nos hizo más cultos a todos. Fue como Martí corto de vida, colmado de méritos y pobre de reconocimientos, nos deja físicamente un vacío pero su presencia será perenne en nuestra cultura aun en sus distancias, fue un hombre de su tiempo siempre hoy, aquí y ahora.
Si en otra dimensión vibran las almas, cuando nos toque partir buscaremos tu tribuna para continuar enriqueciendo nuestro espíritu.
Unido a familiares, amigos y alumnos comparto la sorpresa y el dolor.
José Pedro.

Rafael Ibargollín: Me llama la atención que nuestros medios oficiales no se han hecho eco de la noticia. No entiendo como una persona de tanta relevancia puede ser omitida de los noticieros.

CubanoCubano: Quisiera pedirle a la dirección de Lucas que en honor a Rufo el espacio que el llevaba: El Caballete de Lucas, se nombre El Caballete de Rufo y que lo conduzca alguien que haga honor a la personalidad de Caballero.

MANOLOGLEZ: Solo ayer en el noticiero del mediodía hicieron una reseña de tan sensible pérdida. Mi hija, estudiante de la Fac. de A. y Letras, se impactó con la noticia y quedó con los ojos aguados. Es una verdadera pena y una falta imperdonable que la TV cubana, específicamente su Sistema Informativo, no haya reportado como su importancia requería el fallecimiento de Rufo Caballero. Siguen con una política informativa a mi modo de ver triunfalista y desacertada. Me disculpan mi franqueza, pero es lo que pienso. El articulo de Wanda, muy bueno, veraz y merecido. Lástima que no todos puedan leerlo.

LYM: Hay que hacer ese homenaje y revisar si otros jóvenes tienen la misma situación para no esperar a los 80 ni que mueran para reconocerlos, que vergüenza, incluso en el noticiero de ayer en la noche no se repitió la noticia.

Aliney: En verdad extrañará el pueblo cubano ese estilo original de Rufo Caballero, muchas veces criticado por su forma aguda en la crítica, pero muchas más reconocido por su innegable talento. Un crítico muy valiente y objetivo que sin dudas será imposible olvidar. Me uno a las opiniones sobre el buen homenaje que le hace usted, y coincido con la idea de que no debemos rendir tributo solo a los que peinan canas, porque corremos el riesgo que personas como Rufo se vayan sin saber cuánto lo admiran y reconocen.

sayli: La vida puede ser a veces una «cosa» extraña. Solo unas horas atrás leí con sorpresa primero, y luego releí con un nudo en la garganta, la noticia del fallecimiento de Rufo. Y hoy, porque la vida sigue, leo un artículo suyo, sobre Fuera de Liga, en la que aseguraba que moriría en Cuba, porque sí. Y digo que puede ser extraña también, porque a no pocos escuché criticar a ese «criticón» que siempre hallaba defectos a todo. Y hoy encuentro en esta página a no pocos, que lamentan que nuestra CULTURA pierda tan rápido y tan de repente a un hombre que se cultivó hasta la saciedad y luego multiplicó como panes, peces, videos, columnas, caballetes ese conocimiento, mezclando epistemología con cubaneo, teoría academicista con el gracejo popular del Latino en un play off.
En lo personal, extrañaré esa manía empedernida de no comulgar con nada, o con todo al mismo tiempo. Seguiré esperando el comentario «demoledor» a esos videos musicales estereotipados que seguimos haciendo, aunque ya no lleguen. Pasará un tiempo antes que se me olvide su manera jovial de decir, Hola gente, cómo va la vida… a lo que siempre respondía bajito: como se puede… y en más de una ocasión me sorprenderé preguntándome: qué diría Rufo si ve esto…

Francys: Para Yirmana, comparto tu comentario, el NTV de la 1.00 pm dijo: un linfoma abdominal, hoy en Prensa Latina según lo que enviaron por correo dice Infarto cardiaco, a quién creer????
De todas formas, se nos fue, rezaremos por el descanso de su alma, no se si tuvieron la oportunidad de leer sus comentarios acerca del proceso que ya estamos viviendo de perfeccionamiento de nuestro modelo económico, EXCELENTE… una de las mejores cosas que he leído hasta el momento acerca de estos álgidos asuntos. Que descanse en paz, a su familia, a su esposa, mis condolencias.

Wilkier: Me quedé esperando el homenaje que ayer en el noticiero nacional de televisión en la sección culturales se le debió hacer a Rufo Caballero y ni una palabra. Espero que hoy se haga. El pésame a la

Alberto: Es cierto que la edición «estelar» del NTV no dio a conocer la noticia del fallecimiento de este hombre que fue un excelente promotor cultural y una persona sencilla a pesar de su enciclopédico saber, pero bueno, a nadie le extrañe que eso haya sucedido, estamos hablando de la «televisión» cubana.

Ver también: Falleció el destacado crítico y ensayista cubano Rufo Caballero (06-01-11)