20101003090600-16154.jpg

03/10/2010 3:05.46

La adquisición de modernas tecnologías que permiten producir y reparar piezas para centrales azucareros, así como incursionar en las exportaciones, tiene sus frutos en el Taller Jesús Menéndez (Fábrica de Calderas), de la Empresa de Producción y Servicios Mecánicos 9 de Abril, de Sagua la Grande, Villa Clara, gracias a la puesta en marcha de un proyecto de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA).

Hernán Rodríguez Regalado, director técnico de la industria, informó a Vanguardia que la inversión supera los 2 millones de pesos empleados en la compra de equipos de punta; entre ellos, una máquina de soldar, cámaras de pintura para el acabado de las piezas y equipos de rayos X que comprueban la calidad de las soldaduras, entre otros accesorios que agilizan y humanizan la labor.

Hasta la fecha han terminado cuatro calderas con destino a ingenios azucareros venezolanos. Parte de sus componentes provienen del central desactivado Jesús Suárez Gayol; en tanto el resto se fabricó en el taller.

Otras tres calderas con igual destino, elaboradas con piezas recuperadas del «Batalla de Santa Clara», están a un 50 % de ejecución.

Rodríguez Regalado expresó que tienen el compromiso de terminar 33 calderas de 110 toneladas, para 11 centrales alcoholeros de la patria de Bolívar, así como otras piezas con componentes de los ingenios antes mencionados.

El proyecto —dijo— garantiza empleo laboral e ingresos al país,  pues en el 2009 el valor de la producción superó los 15 millones de pesos, y para este año los pronósticos son similares.

También sus homólogos —los talleres de fundición y de TAESA— han sido favorecidos. En ellos se rehabilitan y fabrican elementos para ingenios azucareros y alcoholeros venezolanos.

Trabajan, además, en cinco programas del MINAZ como parte de los preparativos del sector para la  venidera campaña azucarera.

 (Colaboración:Idalia Vázquez Zerquera)