20101003085948-inundaciones-rio-guaso1.jpg

03/10/2010 2:59:26

Unas 300 personas han sido evacuadas en el este de Cuba, donde también hay daños en cultivos, viviendas y carreteras producto de las lluvias asociadas a la depresión tropical que cruzó la isla el miércoles y derivó en la tormenta «Nicole».

En la provincia de Granma, ubicada en el este y uno de las zonas más montañosas del país, las lluvias provocaron la crecida de varios ríos, y el consecuente derrumbe de ocho casas e inundaciones en más de 300, en el poblado costero de Pilón.

De acuerdo a los reportes, unas 300 personas tuvieron que protegerse en las viviendas de familiares y amigos, y en los centros de evacuación del territorio.
Hay importantes daños en la agricultura.

La persistencia de las lluvias en las zonas montañosas de Granma también ha causado obstrucciones en carreteras, impidiendo el paso a los municipios costeros.

El Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET) pronosticó que en la región oriental, principalmente en zonas montañosas, continuarán las lluvias y tormentas eléctricas asociadas a la decimosexta depresión tropical de la temporada en el Atlántico, que empezó a afectar al país desde el martes.

Las precipitaciones fuertes e intensas afectaron en los últimos días a unas 9 de las 15 provincias cubanas.