20100928133358-stinet-virus.jpg

28/09/2010: 07:30:03

La agencia nuclear iraní trata de contrarrestar un gusano de computadoras que ha afectado instalaciones industriales en todo el país y que es capaz de tomar control de las plantas de energía, informó la prensa iraní.  Expertos de la Organización de Energía Atómica de Irán se reunieron esta semana para debatir cómo eliminar el código malicioso, según reportó el viernes la agencia noticiosa ISNA.

El gusano, denominado Stuxnet, puede controlar los sistemas que regulan los procedimientos de las plantas industriales. Expertos en Alemania lo descubrieron en julio y desde entonces se ha manifestado en una serie de ataques, principalmente en Irán, Indonesia, India y Estados Unidos.

El informe de ISNA dijo que el gusano se ha propagado por Irán pero no especificó en dónde. Informes en la prensa extranjera conjeturaron que el gusano estaba destinado a desbaratar la primera planta nuclear iraní, que debe entrar en funcionamiento en octubre en la ciudad portuaria de Bushehr.

La prensa iraní informó que el gusano ha afectado industrias en varios puntos del país en las últimas semanas. La versión del viernes no mencionó Bushehr.

La planta, de fabricación rusa, tendrá supervisión internacional, pero las potencias mundiales han acusado a Irán de que podría su programa de energía nuclear para producir armas atómicas. Irán lo niega y asegura que tendrá propósitos exclusivamente pacíficos.

Aunque no ha habido informes de daños ni alteraciones en las instalaciones nucleares iraníes, la reunión del martes indicó preocupación a los más altos niveles.

El destructivo Stuxnet ha sorprendido a los expertos debido a que es el primero creado específicamente para tomar control de sistemas industriales en vez de robar o manipular datos.

Estados Unidos también lo está rastreando, y el Departamento de Seguridad Nacional forma equipos especializados que puedan responder rápidamente a emergencias cibernéticas en instalaciones industriales en todo el país.

No es inédito el uso de software malicioso contra los cerebros electrónicos de las industrias en guerras no declaradas. Es célebre el caso, conocido como «Dossier Farewell», una operación de la CIA mediante la cual lograron hacer estallar en 1982 la estación central del gasoducto transiberiano en la Unión Soviética, que llevaba el gas natural desde los yacimientos de gas de Urengoi en Siberia a través de Kazajstán, Rusia y Europa oriental hasta los mercados de divisas de Occidente.

En el software que operaba el gasoducto, la CIA logró instalar un caballo de Troya, término que se usa para calificar líneas de software ocultas en el sistema operativo normal, que hacen que dicho sistema se descontrole en el futuro, o al recibir una orden desde el exterior.

(Fuente: AP)

Artículos Relacionados