20100906055239-huevos.jpg

Manifestantes antibélicos arrojaron zapatos y huevos al ex primer ministro británico Tony Blair, quien presentaba en Dublín, la capital de Irlanda, su libro de memorias. Decenas de personas aguardaron a Blair en la puerta de una céntrica librería local. Allí, lo acusaron de tener las «manos llenas de sangre» por su decisión de enviar tropas a Irak en 2003.

Algunos de los manifestantes forcejearon incluso con la Policía y hubo dos detenidos. Blair permaneció en el local durante una hora, en medio de estrictas medidas de seguridad. A la salida, volvió a recibir nuevos reclamos y huevazos.

El ex primer ministro británico recibió 4 millones de libras (7 millones de dólares) como anticipo de su libro «A Journey» (Una trayectoria), en el que defiende su actuación en el poder, incluido el polémico envío de tropas a Irak en 2003.

En el libro, que ya encabeza la lista de best sellers en Gran Bretaña, Blair afirma no lamentar la medida, aunque asegura haber llorado por sus víctimas. Las ganancias de la publicación serán destinadas a una organización de ayuda a soldados heridos.