20100616040247-corea.jpg

Tan desconocida como enigmática, Corea del Norte vuelve a un Mundial después de su primera aparición, hace 44 años, para someter a Brasil hoy a su primer examen por el sexto título, una conquista que pondría a Dunga en el selecto club de los que ya fueron campeones como jugador y entrenador.A esa casta pertenecen apenas su compatriota Mario Jorge Lobo Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

De corto Zagallo alzó la copa en los mundiales de Suecia’58 y Chile’62, y desde el banco en los de México’70 y EEUU’94, esa vez como ayudante, en tanto que Beckenbauer como jugador ganó el de Alemania’74 y como entrenador el de Italia’90.

El partido en Johannesburgo entre el líder del ranking de la FIFA y la selección 85 de la misma clasificación cerrará la primera jornada del Grupo G del Mundial, pues antes se habrán enfrentado en Puerto Elizabeth las selecciones de Costa de Marfil y Portugal.

Para Brasil un triunfo contundente tendrá un positivo efecto múltiple pues pondrá fin a una serie de triunfos magros en anteriores estrenos mundialistas (2-1 sobre Escocia en 1998 y sobre Turquía en 2002, y 1-0 frente a Croacia en 2006), además de disipar dudas sobre el real poder ofensivo del equipo y aliviar tensiones.

Con la misma determinación de la estrella del Manchester United, Tae-Se ha dicho que su selección, pese a ser la peor en el ranking de la FIFA entre las 32 clasificadas al Mundial, puede derrotar a Brasil y así dar razón al apodo de ’Chollima’, sobrenombre que alude a un caballo indomable de la mitología asiática.