20100412121117-cuba-en-el-corazon.jpg

 

En Concierto por la Patria, artistas e intelectuales cantaron a Cuba. La Tribuna Antimperialista en La Habana y la Ciudad Escolar 26 de julio, en Santiago de Cuba, sirvieron de escenario.

En la cita quedó patentizado el amor a la Patria que defenderemos siempre los cubanos. La nobleza de este acto de fe reveló al mundo la conciencia artistas, intelectuales, pensadores y ciudadanos de buena voluntad.  

«Cuba no es más la palma sola sino un bosque de solidaridad», fueron las palabras de la escritora cubana Nancy Morejón, en los minutos iniciales del concierto en La Habana.

Manifestaron su sentir músicos e intérpretes de diversos estilos: raperos, trovadores, repentistas y salseros. Se recitaron poemas de de Martí y de Fayad Jamís.

Se escucharon las conocidas melodías de «Candil de nieve», «Yo soy el punto cubano» y «Son los sueños todavía.» Junto a la orquesta de Manolito Simonet, y para completar cuatro horas de concierto, parte del elenco interpretó «Cuba va».

Música y palabras -en la escena o en las entrevistas-, resultaron muestras del propósito y voluntad común una nación que desea junto con su pueblo ofrecer amor y no odio, esgrimir la verdad contra la mentira, y pedir respeto a la nación.

En Santiago, se calcula que asistieron al concierto unas 150 mil personas, convocadas mayormente por artistas locales. En la explanada que se ubica frente al antiguo cuartel Moncada, la poeta Teresa Melo compartió con el público sus reflexiones.

«Ser parte de esa fiesta -dijo- nos da el derecho a la luz y a la oscuridad, al sol y a sus manchas, al cielo azul y a la nube que es nuestra y que nos corresponde sólo a nosotros deshacer o convertir en lluvia.»

El Concierto por la Patria articula así sus propósitos con el llamamiento En defensa de Cuba, emitido por la Red de Redes en Defensa de la Humanidad.

Preguntas de un trovador que sueña;  Todos somos Cuba; Cuba no es más la palma sola;  Empujando un país; Inventarán aún más absurdos