20091224061149-2.-volcan-mayon-en-filipinass-.jpg

La actividad del Mayón ha llevado a los vulcanólogos a declarar la alerta 4 en 2000, 2001, 2006 y el pasado domingo.

En las últimas 24 horas, se han registrado en el interior del monte más de 2.000 explosiones audibles desde el puesto de observación en Ligñon Hill, a casi doce kilómetros de distancia.

Las emisiones tóxicas de dióxido de azufre han superado las 6.500 toneladas diarias, muy por encima de las 500 toneladas que vertía la semana pasada.