20091219042814-rincon-san-lazaro.jpg

Peregrinación hasta El Rincón San Lázaro

Cubanos devotos peregrinaron como cada año al santuario de El Rincón, en las afueras de La Habana, para llevar pedidos y ofrendas a San Lázaro, adorado en la isla tanto por católicos como por practicantes de la santería.

San Lázaro, al que los fieles le atribuyen milagros de todo tipo, pero principalmente curas o salvaciones, es objeto de una devoción que fusiona al santo católico, al viejo mendigo Lázaro de la Biblia, y a Babalú Ayé, uno de los orishas’ del culto yoruba afrocubano.

El santuario se halla tapizado con velas y flores, junto a otras ofrendas tradicionales como monedas, perros, prendas de color morado, tabaco y café, mientras algunos devotos decidieron entregarle obsequios tan peculiares como botellas de aceite vegetal.

Los pagadores de promesas llegaron descalzos, caminando sobre las rodillas, o arrastrándose por el camino hasta la iglesia con piedras y ladrillos a cuestas.