20091205053158-murdoch.jpg

Logra que el buscador renuncie a difundir noticias de periódicos que requieren suscripción, lo que no afecta a aquellos que ofrecen sus contenidos gratis en Internet.

La presión del magnate de la comunicación Rupert Murdoch sobre Google ha surtido efecto. Murdoch, editor entre otros medios del diario económico The Wall Street Journal y los sensacionalistas The New York Post y The Sun, comenzó hace unos meses una batalla contra el acceso gratuito a las noticias en Internet. El pasado miércoles compareció ante la Comisión Federal de Comercio de Washington para explicar sus peticiones y sus quejas.

En su comparecencia, Murdoch acusó de «robo» a los que, como Google, utilizan en la Red las noticias de los medios convencionales «sin contribuir con un solo céntimo a su producción». El editor pidió que la solución no sea solo un programa informático, sino que cambie el modelo de negocio de los medios en Internet. «Hay que transmitir a los consumidores que las informaciones de calidad y fiables no pueden ser gratuitas, porque el buen periodismo es un bien caro», espetó.

Además, el grupo editorial de Murdoch ha anunciado que cobrará a los internautas por el acceso a todas sus noticias on-line, como ya hace en varios de sus medios, por ejemplo, The Wall Street Journal. Según diversos periódicos estadounidenses, la estrategia de Murdoch es firmar un acuerdo con Microsoft para que sea su buscador, Bing, el que suministre las noticias del grupo editorial del magnate de forma exclusiva. En estos momentos, el grupo de Murdoch y Microsoft estarían negociando los términos de ese acuerdo, sobre todo la cantidad que el gigante informático tendría que pagar al conglomerado editorial.

Cambios en el motor

Pero antes de que se haga público el acuerdo, la respuesta de Google, al que Murdoch ha acusado de ser el que más se aprovecha de esta situación, no se ha hecho esperar. La compañía del motor de búsqueda más importante del mundo desveló que, en lo sucesivo, las noticias que requieran suscripción para ser leídas no tendrán acceso gratuito a través de su motor.

Y es que hasta ahora, los usuarios de Google y del resto de buscadores podían utilizar algunos trucos para evitar el pago del periódico en papel. El más común era teclear la primera línea del artículo en cuestión para que el buscador lo mostrase gratis.

Google, según ha anunciado Microsoft en un comunicado, pondrá en marcha un programa llamado Primer Clic Gratis. Con él, los editores que cobran por el acceso on-line a sus noticias podrán mostrar el inicio de sus artículos a los internautas de forma gratuita, pero si los usuarios quieren seguir leyendo, deberán pagar la suscripción. Además, y este es el principal cambio en la estrategia de Google, el número de clics gratuitos se limita a cinco al día por internauta, una cifra que en Google había sido siempre ilimitada.

Una vez que el usuario haya superado los cinco clics gratuitos o haya leído la parte visible del artículo, si desea continuar accediendo a noticias de pago el propio buscador lo dirigirá a la página de suscripción del medio propietario de la noticia.

Y otra novedad es que algunas informaciones de pago que hasta la fecha no aparecían cuando el internauta hacía una búsqueda porque requerían una suscripción previa, sí se mostrarán en lo sucesivo, aunque con las condiciones ya mencionadas.

Respuesta de Microsoft

Además de explicar las novedades del buscador en cuanto a noticias de pago, Google también respondió, aunque sin citar al magnate, a las acusaciones de Rupert Murdoch. Según el comunicado difundido por los responsables del buscador, el servicio Google Noticias proporciona a los editores de los periódicos más de mil millones de visitas. Y agregó que la presencia de un medio de comunicación en Google Noticias no es obligatoria, ya que «aquel que no esté interesado puede salirse cuando quiera, aunque no aparecer en Google supone, para muchas empresas pequeñas, dejar de existir».