20091201080209-esta.jpg

Miles de ejemplares de la Nueva Gramática de la Lengua Española, que, por primera vez, reflejará el español que une a los hispanohablantes y el que los diferencia, llegaron a los almacenes centrales de Espasa Calpe para comenzar su viaje rumbo a las librerías de toda España y de Hispanoamérica. (Tomado de http://www.cubaperiodistas.cu)

El 4 de diciembre se pondrán a la venta los dos primeros volúmenes de esta «monumental» obra que durante once años de intensos trabajos han preparado las 22 academias de la lengua española y que, como aseguran los expertos que han participado en su redacción, «marcará un hito» en la historia de la filología hispánica.

El 10 de diciembre tendrá lugar en la sede de la Real Academia Española la presentación oficial de la nueva Gramática, en un acto presidido por los reyes y al que asistirán los directores y presidentes de todas las academias.

Pero, mientras llega el «día grande», tocaba dar la bienvenida a los primeros ejemplares en los almacenes que Espasa tiene en Cabanillas del Campo (Guadalajara, España).

Hasta allí se fueron el director de la RAE, Víctor García de la Concha; el ponente de la Gramática, Ignacio Bosque; el vicedirector de la Academia, José Antonio Pascual, y Humberto López Morales, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua, junto con Ana Rosa Semprún, directora general de Espasa, y Pilar Cortés, directora editorial, entre otros.

«Parece un milagro», aseguraba García de la Concha al recibir el primer ejemplar de la nueva Gramática, recién salido de la imprenta, en la inmensa nave donde un camión acababa de descargar decenas de cajas y desde la que más de 20 000 ejemplares viajarán hacia los cuatro puntos cardinales. La distribución en los países hispanoamericanos «será inmediata».

Ignacio Bosque, uno de los mayores expertos en gramática del ámbito hispánico, estaba «nervioso y contento», y no es para menos. Lleva once años dedicado en exclusiva a coordinar esta obra panhispánica, que ha supuesto un esfuerzo colectivo sin precedentes.

«La Gramática es como una novela de muchos personajes, la novela de todos los hispanohablantes, sea cual sea su nivel social», decía Bosque y ratificaba García de la Concha, eufórico también al ver «el buen aspecto» que tiene «la criatura» y alabar el vistoso color amarillo en que se han editado los dos volúmenes.

«Los grandes proyectos se hacen como hemos hecho la Gramática: poniendo por delante los objetivos comunes y no a las personas», comentaba Bosque a los periodistas.

Es frecuente que los medios de comunicación informen de los últimos pasos que da un best seller de moda antes de llegar a las librerías, como sucedió con la tercera entrega de la trilogía Millennium, del sueco Stieg Larsson, pero quizá no sea habitual contarlo cuando se trata de una obra de tipo lingüístico.

Pero es que la Nueva gramática de la Lengua Española no es una obra cualquiera y, salvando las distancias, podría convertirse en un best seller en las próximas Navidades, aunque tenga 4 000 páginas y cuesten 120 euros los dos primeros volúmenes, dedicados a la morfología y la sintaxis.

El tercer volumen, el de la Fonética y Fonología, saldrá en el 2010 e irá acompañado de un DVD con muestras de la pronunciación del español de los diferentes países.

La importancia de la nueva Gramática se debe en parte a la falta que hacía ya una obra de referencia como esta, dado que la gramática académica anterior es de 1931 y, además, tenía en cuenta el español de España y muy poco el de América.

Por respeto a las demás academias, el director de la RAE y Bosque prefirieron no contar demasiadas excelencias de esta gran obra, aunque sí insistieron en que, por primera vez, se recoge «el español de todo el mundo» y en que será «una Gramática viva», que se irá actualizando a medida que haga falta.