20091101114155-2-meyer-y-los-cinco.jpg

Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida quiso encontrarse con Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, y Olga Salanueva, René González, para mostrar, una vez más, su solidaridad con ellas y con sus esposos. Meyer junto a cuatro diputados más quisieron visitar el año pasado a los presos, pero el Gobierno de Estados Unidos les negó el visado. Aún así anunció su intención de volver a intentar realizar la visita a los cinco cubanos. Los familiares de los cinco cubanos presos en cárceles de Estados Unidos desde hace diez años han visitado el Parlamento Europeo para entrevistarse con diversos eurodiputados.

Ambas señoras explicaron cómo el Gobierno de los Estados Unidos las ha negado para siempre la posibilidad de visitar a sus maridos, lo que constituye una flagrante violación de derechos humanos. Explicaron que en esta nueva etapa del Parlamento europeo, y con la nueva administración norteamericana de Obama es importante recabar toda la solidaridad para hacer posible que estas mujeres puedan visitar a sus maridos.

El Parlamento Europeo, en 2006 presentó una declaración por escrito firmada por 187 eurodiputados de todos los grupos políticos para denunciar la situación de incomunicación en la que se encuentran los cinco  cubanos y para pedir que no se les vulnere el derecho a los presos de recibir la visita de sus familiares directos.

Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, René González Schwerert, Fernando González Llort y Antonio Guerrero Rodríguez después de 33 meses de prisión preventiva sin fianza, fueron juzgados el año 2001, y condenados a severas y desproporcionadas penas que van desde 15 años de prisión hasta cadena perpetua, acusados de conspiración y de agentes extranjeros, sin que la Fiscalía presentara pruebas que justificaran los cargos.

A pesar de que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, concluyó que su detención fue arbitraria desde el mismo momento del arresto, ya que no se cumplieron las formalidades legales ni los procedimientos de la propia ley de los EUA para declarar la culpabilidad de los cinco cubanos, a pesar de que el 9 de agosto de 2005, la Corte de Apelaciones de Atlanta, por unanimidad, determinó la revocación de todas las sentencias, el septiembre de 2008 los cargos y las condenas de tres de los cinco cubanos han sido ratificadas por la Corte de Apelaciones de Atlanta.