20090905082805-funeral-small-.jpg

 



Más de dos meses después de su muerte (el 25 de junio), Michael Jackson recibirá por fin sepultura en el cementerio Forest Lawn de Glendale (Los Ángeles), en una ceremonia privada. Entre fuertes medidas de seguridad, el cuerpo del cantante será inhumado en la Terraza Sagrada del Gran Mausoleo, un área del cementerio de acceso restringido que mantendrá su tumba protegida de curiosos, fanáticos y saqueadores.

Los Jackson decidieron despedir al Rey del pop en un evento limitado a los más allegados a las 19.00 hora local de hoy (02.00 GTM del viernes), según confirmó la agencia de relaciones públicas Sunshine & Sachs, contratada por la familia para sus contactos con la prensa.