20090729123053-cronica-en-cienfuegos.jpg

Para contribuir al desarrollo profesional del gremio en uno de los géneros periodísticos más difíciles de ejercitar, e impedir que el legado de Miguel Ángel de la Torre (1884-1930) permanezca en el olvido, la Presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en esa provincia del centro del país, convoca al IV Encuentro Nacional de la Crónica que lleva el nombre del ilustre cronista cienfueguero.

Tendrá lugar en la segunda mitad del mes de octubre, con el ánimo de reunir en la Perla del Sur a algunos de los más prominentes cultivadores del género en el periodismo cubano contemporáneo y conmemorar de ese modo el 125 aniversario de quien en apenas 46 años de accidentada existencia escribiera una dispersa obra periodística y literaria que lo encumbró como uno de los prosistas por excelencia en la Cuba de las tres primeras décadas del siglo XX.

El cuerpo teórico del encuentro contará de talleres, conferencias y paneles, y se entregará por tercera ocasión el Premio Nacional de Crónica Periodística «Miguel Ángel de la Torre», considerado todo un maestro en el género, el cual conceptualizó de manera magistral como una sonrisa de primera plana.

La investigadora Doris Era, en un ensayo de reciente publicación, valora las crónicas de Don Miguel de, finas, ágiles, pintorescas y de culta expresión, y las define como «verdaderas lecciones en el arte de narrar y describir impresiones sobre personajes y sucesos de la época al tiempo que dejan traslucir además del periodista al literato.»