20080121214632-5821melaito.jpgPor Mercedes Rodríguez García.

Ayer las condiciones climáticas adversas ocasionadas por la entrada de un frente frío al occidente cubano, no impidieron que más de ocho millones 132 mil cubanos acudieran a las urnas, cifra que representa el 95 % del patrón de votantes, según el parte de la Comisión Electoral Nacional (CEN).

A las 8:15 de la mañana el presidente Fidel Castro, en su lugar de recuperación, ejerció el voto, válido a través de un miembro de la mesa electoral quien lo depositó en las urnas: «Unido por cuestión de conciencia», afirmó en mensaje envíado a la Televisión Cubana.  (Ver video en: http://videos.cubasi.cu/fidel-emitio-su-voto.wmv

 

El vicepresidente Raúl también lo hizo desde su barriada residencial. (Ver vídeo en: http://www.vanguardia.co.cu/

En diálogo con la prensa consideró muy importante este proceso en el que se eligen los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y Diputados al Parlamento Nacional, pues ocurre -dijo- «en una etapa compleja en la que los poderes públicos del país deberán adoptar decisiones trascendentales, de manera paulatina, paso a paso.»

La lluvia se extendió a la región central del país y provocó afectaciones en el traslado de los ciudadanos hasta los colegios. Sin embargo el sistema se comportó adecuadamente y los locales cerraron sus puertas a las 6: 00 p.m., como estaba previsto. Hasta la casa de los impedidos fueron llevadas boleta y urna.

«Siempre pido que me traigan la boleta porque disfruto mucho ejercer, con total libertad», expresó Isel Valle Frías.

Aunque muchos siguen considerando las elecciones cubanas un mito y que éstas no constituyen un mecanismo de participación, los más de 8 millones de cubanos que recién ejercieron el sufragio universal constituyen una muestra de que existe la democracia revolucionaria. Solamente el 2,64% de las boletas depositadas en las urnas estaban en blanco y sólo el 2,46% fueron anuladas, porcentajes inferiores a los registrados en anteriores comicios.

Vale destacar que el 52,48% de los elegidos, actualmente son delegados de circunscripción, lo que indica el respaldo de la población a un elevado número de compañeros que hoy realizan esa labor, a la vez que se produce una renovación lógica de estos cargos con aplicación del principio constitucional de que todo órgano representativo del poder del Estado es electivo y renovable.