20070405185558-arboles-milenarios.jpgDiez de los espacios naturales mas extraordinarios del mundo podrían desaparecer si el cambio climático continúa como hasta ahora, según el informe de la organización ecologista WWF/Adena 'Salvemos las maravillas naturales amenazadas por el cambio climático', en el que informa de cómo los devastadores impactos del cambio climático están dañando los mejores espacios naturales del mundo.
Estas 10 regiones son: la Gran barrera de Coral www.elmundo.es/viajes/2002/VI05/VI05-16.html y otros arrecifes coralinos; el Desierto de Chihuahua en México y EEUU; el Caribe con las tortugas carey; el bosque tropical de Valdivia; los manglares de Sundarbans en la India, hábitat del tigre de Bengala www.fao.org/docrep/x8080s/x8080s07.htm; el tramo alto del río Yangtzé, en China; la Amazonía; el Mar de Bering, donde abundan los salmones silvestres; los glaciares del Himalaya www.tierramerica.net/2002/0421/noticias2.shtml , amenazados por el deshielo; los bosques costeros y la ecorregión marina de África oriental.

En este documento, que ha sido publicado antes que el informe sobre impactos y vulnerabilidad del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC), WWF/Adena presenta también los detalles del trabajo que desarrolla en cada una de estas diez áreas para defenderlas de los impactos del cambio climático.

"Además de presionar a los gobiernos para que establezcan medidas serias de reducción de emisiones, también trabajamos en estrategias de adaptación que ofrezcan protección a algunos de los lugares mas maravillosos del planeta y a sus habitantes", afirmó la responsable científica del programa internacional de cambio climático de WWF/Adena, Lara Hansen. "Estamos intentando ganar tiempo mientras se afrontan acciones decididas encaminadas a combatir la causa del problema", añadió.

La gran barrera de coral está afectada por el calentamiento del mar, que provoca el blanqueo de los corales, y el río Yangtzé se enfrenta a reducciones de caudal por el retroceso de los glaciares, según WWF/Adena, que está evaluando la situación y realizando proyectos piloto que muestren a los gobiernos y a las comunidades locales cómo adaptarse mejor a los impactos.

Mientras tanto, el aumento de incendios forestales podría acabar con uno de los principales bosques del planeta: el bosque de Valdivia, situado entre Chile y Argentina. WWF/Adena y organizaciones locales están luchando para conseguir la declaración de espacio protegido para todas las áreas donde el bosque resiste. En este bosque sobrevive el segundo árbol más viejo del mundo, con más de 3.000 años; este patriarca de los árboles ha ofrecido el testimonio del cambios en los patrones climático en los últimos 100 años, que quedó indeleblemente impreso en sus anillos de crecimiento.

"La adaptación puede salvar algunas de estas maravillas naturales. Pero sólo medidas drásticas para reducir las emisiones causantes del cambio climático por parte de los gobiernos pueden alentar la esperanza de detener la masiva destrucción de espacios naturales emblemáticos, así como de las comunidades humanas que los habitan" afirmó la responsable del Programa de Cambio Climático de WWF/Adena en España, Mar Asunción.