20070404225848-cmen.jpg

Por Alejandro C. Rodríguez González

(Estudiante Comunicación Social)

Hace rato queríamos cuestionar a los “espermatozoides” santaclareños, por fin el resbaladizo Julio Morales respondió a nuestras inquietudes. —Hola, ¿como andan de salud?

—Todo OK, algunos nos estamos  planificando más  hijos para este año... ¡Ja, ja, já!

—C-men se formó a partir de la desintegración de K. K., banda que defendía los sonidos alternativos. ¿Qué los motivó a reunirse algunos miembros y a realizar una propuesta  diferente? 

Te informo que K punto K estaba claramente orientado al comercio y la “guasanga”, a pesar que muchas  de sus letras eran serias y ciertamente inteligentes, ejemplo de esto “Banana”, “Mister Señor Loco” y “María y Juana”, todo a partir de  boom  de la música alternativa que por esos años nos saturó. Con  la entrada al mercado del new-metal  y al estar  Abel y yo (Julio) free, se decidió renovar K.K con una inyección de nuevos y experimentados músicos, teniendo como objetivo modernizar y metalizar  la sonoridad, entonces llegó C-MEN. Otra de las causas: todos proveníamos de reconocidas bandas de Death Metal de principio y mediado de los 90, (Varela ex-Infestor, Abel ex-Sectarium y yo ex-Scythe,) que para  el año 2000 teníamos una década de amistad dentro de la farándula del Rock & Roll. http://cuba-metal.com/bandas/cmen.htm 

Su primer demo “Shocking” tuvo muy buena aceptación tanto por el público como por la crítica especializada (JaRock de Café, etc.) ¿Fue esto predeterminado o pura suerte? 

—C-MEN dio su primer concierto el día 9 de febrero del 2001(ya tenemos 6 años), con Trauma en la disco ruinas del Cine Villa Clara, a la semana siguiente grabamos los 4 temas del demo “Shocking”. En ese momento le dimos a la gente lo que la gente quería escuchar y también lo  que nosotros queríamos tocar, no fue suerte, mas bien nuestra experiencia la pusimos en función de las exigencias del público. 

Últimamente se han perdido de los escenarios, (excepto la actuación del festival Ciudad Metal 2006) ¿a que se debe esto? 

Creo que en Santa Clara todos estamos un poco perdidos... ¿motivos?: no hay locales para dar los conciertos, no hay audio ni luces para lograr un toque con un mínimo de calidad, no hay apoyo ni hay ganas por parte de la AHS ni del Centro Provincial de la Música (instituciones a las que pertenecemos) para nada, es más, no hay cojones para  hacer de esta ciudad lo que en una época fue la ciudad del metal. «Por  otra parte nos dedicamos a renovar el repertorio metalero incorporándole temas de Loisenis (guitarra) y  consagrando la línea actual,  creamos un repertorio de más de 15 temas, acústico,  sin distorsión, donde barremos con muchos de los géneros de la música americana de los cuales se a nutrido y/o se han fusionado con el Rock, por mencionar  solo algunos: Blues, Pop, Country, Funk, Techno, etc. Este tiempo muerto en parte  nos trajo otro beneficio: renovamos todo el parque de instrumentos, bajo, guitarras, baterías amplificadores y bocinas.  Al final nada de esto justifica un cierto grado de comodidad de parte nuestra, creo que mas bien bajó un poco el espíritu batallador que nos ha caracterizado.  

«La banda regresa este  lunes, 19 de marzo, del festival de Pinar  y el jueves viaja para los cayos a formalizar un contrato allá y para darle a los Yumas una taza de su propio chocolate con el rock and roll de la Isla de la Timba.»

   

—Junto a Blinder son las únicas bandas villaclareñas que pertenecen al catálogo del centro provincial de la música ¿Cómo ocurrió esto? 

—Esto por una parte fue un golpe de suerte, en el 2001 el actual ministro de cultura trazó una política para subvencionar  la música alternativa: rock, pop, jazz, trova, música coral... esto tenía como objetivo proteger  esta música ofreciendo” becas” que incluirían a estos proyectos dentro del Catálogo del Instituto Nacional de la  Música, para ello se escogieron las agrupaciones o solistas que dentro de la AHS fuesen Proyecto Nacional y se le hizo una audición bastante rigurosa 

—¿Que ventajas o desventajas les proporcionan pertenecer a una empresa de este tipo? 

—Este tema es muy engorroso, para mí, solo el salario. 

—Los festivales provinciales son los únicos espacios para que las bandas  den a conocer su trabajo fuera de su localidad ¿Cómo logran esto si ya no participan en ellos? ¿Se están poniendo viejos para esos trajines? O, ¿pura comodidad? 

Por un tiempo dejamos de hacer presión, a los organizadores de estos festivales hay que estar mamándosela todo el año para que te inviten, a no ser que realmente tengan los sinceros deseos de que participes; esta es una actitud que no nos corresponde, y quizás por este orgullo nuestra comunicación con mucho de los ellos haya mermado y en algunos casos desaparecido. Nuestra  carrera, que comenzó en el 90 cuando las cosas si que eran a pulmón, haciendo  que nosotros, los más viejos, nos encontráramos  dentro  en un movimiento espontáneo y cordial; desarrollando, de esta forma, estrechos lazos de afecto  con el resto del “escenario  rockístico cubano”, que pasa, algunos de nosotros adquirieron   ciertos cargos, responsabilidades y niveles dentro de este ámbito cultural, y se les a olvidado lo simple de la comunicación social, y los principios de nuestro surgimiento, todo a favor del rock, y terminan siendo  complicados, inaccesibles y “Habanistas”.  

—¿Piensan volver a tocar en el Caimán Rock? 

—Pensar si, pero es algo que está fuera de nuestro alcance, esto no es nuestra decisión. 

Por la gran promoción que ha tenido su último demo en los zines ¿se puede asumir que han quedado satisfechos con su calidad? Coméntennos sobre su proceso de realización. 

—Esto fue un demo experimental, con la intención de: ofrecer metal-techno  por un tubo, hacer  reflexionar al público con esta sonoridad y divertirnos mucho. La cosa se engendró para ser consecuente con la realidad, dentro de un cuarto de mi casa con una PC, nuestras guitarras y 20 litros de alcohol (a aquel tanque le llamamos la cisterna) así se compusieron los temas y se grabaron las primeras pistas, terminamos en otro local con sesiones nocturnas de grabaciones y alcohol, la masterización y mezcla la  hicimos sobrios, bueno eso creo pues la “curda” provoca amnesia  y para hacer honor a la verdad del título: “Live, drink, don't rest”. La parte gráfica siempre fue nuestro hobby y nos dimos a la tarea de tener una imagen pop a los 70, de allí toda la grafica que nos ha caracterizado, luego hicimos una Multimedia que recogió la vida  de los cuatro primeros años de C-MEN, en ella consagramos nuestra propuesta en materia de color y sonido. 

—¿Cómo un admirador de la banda puede adquirir una copia? ¿Cuantas copias fueron lanzadas?

Entre los compromisos de viejos amigos, fans, promotores y las vendidas al público creo que deben estar dando vueltas por ahí, unas 120 copias, todas con portada e impresión en la cara del disco. 

—La era dorada del new-metal llega a su fin, ¿Se piensan montar en el tren del nuevo género para conservar la audiencia? 

—Lo mismo se pensó del Punk y años después los Green Day  se hicieron millonarios... Por nuestra parte deseo tenemos, ¿de ser millonarios...? claro, y  famosos,  y parece un poco difícil. El nuevo repertorio incluye temas más thrasheros, con un diseño de los riffs más actualizados y fuertes, reajustados, modernizados y más profesionales, pero siempre NU-METAL.  

Dennos su opinión sobre el movimiento roquero cubano  y el santaclareño en especial. 

El movimiento ha crecido mucho, los conciertos ,en nuestros inicios, se daban para 20 ó 30  personas y todos pudimos constatar que el público de este último Ciudad Metal era de unos cuantos miles, pero eso es el festival, las cosas han cambiado, ya los rockeros usan ADIDAS y se han acomodado tanto, que los músicos les van a tener que tocar dentro de sus casas para lograr su presencia en  los conciertos de menos ringorrango, les fanatiza más la banda foránea y  no descubren talentos ni virtudes en su propia ciudad.  

Si se quieren despedir, amenazar, insultar, saludar, aquí tienen un espacio. 

Para los amigos, fans, conocidos y desconocidos me retiro de forma oficial como músico activo, sigo al lado de los C-MEN como mis hermanos y mi banda, colaborando como sonidista, representante,  enlace, bajista invitado, grabaciones de demos, en fin en lo que pueda aportar con mis modestos esfuerzos.   

P. D: Ahora ocupa el puesto de bajista Jorge Luis (Manzanita). 

Fuentes:

“Shocking” (2001) Demo.

“Live, drink, don't rest” (2004) CD Independiente.