20211005235950-california-derrame-de-petrxleo.jpg

martes, 05 de octubre de 2021 
7:00:00 pm
 

Se investigan las causas del desastre, considerado uno de los peores ocurridos en la zona durante décadas. 

El gobernador del estado de California (oeste de Estados Unidos), Gavin Newsom, declaró este lunes el estado de emergencia en el condado de Orange, al sur de la ciudad de Los Ángeles, afectado por el derrame al mar de unos 570.000 litros de petróleo.

La mancha de crudo cubre 34 kilómetros cuadrados y se extiende a lo largo de la ribera frente a las localidades de Huntington Beach y Newport Beach. Podría tener consecuencias irreversibles sobre el medio ambiente, declaró una funcionaria del condado de Orange, Katrina Foley.

Las autoridades prohibieron la pesca desde muelles, puentes y embarcaciones en un radio de 50 kilómetros, además de decretar el cierre de playas, lo cual tendrá repercusiones en la economía local, por el rol que juega en ella el turismo. 


La respuesta en tierra y agua fue realizada por 320 miembros del personal de agencias gubernamentales y organizaciones de respuesta privadas. 

El presidente y director ejecutivo de la empresa Amplify Energy, propietaria de la instalación, declaró a medios de prensa que los buzos están revisando el oleoducto que conecta a la plataforma con tierra firme para precisar si allí se encuentra el origen del derrame.

Refirió que buques de carga que acceden a los puertos de Los Ángeles y Long Beach navegan usualmente por esas aguas, por lo que una de las hipótesis es que el ancla de un carguero haya dañado alguna sección del ducto.

Daños y contención del derrame  

En un comunicado conjunto, la Guardia Costera y agencias federales estatales explicaron que se han desplegado sistemas de filtrado y barreras flotantes para evitar mayor dispersión del crudo.

Según el texto, se procura impedir que llegue a la reserva ecológica Bolsa Chica y los humedales de Huntington Beach, aunque se da por sentado que estos ya sufren “importantes consecuencias ecológicas”.

El comunicado precisa que “la fuga no se detuvo totalmente”, sino que solo “se completaron los parches preliminares para reparar el sitio del derrame”.

De acuerdo con medios de prensa, las autoridades exigen que los derrames de crudo se reporten rápidamente y se duda de que ello haya ocurrido en esta oportunidad.

La teniente comandante de la Guardia Costera, Jeannie Shaye, informó que fue notificada del desastre a las 08H55 hora local del sábado, pero un reporte de Amplify Energy apunta a que el incidente ocurrió en la madrugada (02H30 hora local).

El desastre es considerado uno de los más dañinos en décadas. Según medios de prensa, el área sufrió otro derrame de magnitud en 2015, tras la rotura de un oleoducto en una playa cerca de Santa Bárbara (150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles).

(Fuentes: teleSUR /EFE / Página 12/ @USCGLosAngele)