miércoles, 27 de enero de 2021
6:26:58 pm

El gremio musical cubano despidió este martes 26 de enero a la musicóloga María Teresa Linares Savio (1920-2021), quien dedicó su vida a la investigación del acervo popular y folclórico de la nación cubana. Sus cenizas descansarán en el panteón familiar.



A María Teresa "Teté" Linares se debe la primera Antología de Música Afrocubana; junto a su esposo, el también musicólogo Argeliers León, realizó trabajos de campo en el país para aunar información, cantos y toques hispanos y africanos.


 

Acreedora de los más importantes reconocimientos que se otorgan en el país, entre ellos los títulos de Heroína del Trabajo de la República de Cuba y el de Dra. Honoris Causa en Ciencias del Arte, también mereció los premios María Teresa García Montes de Giberga (1958); Nacional de Investigaciones Culturales (1999); Internacional Fernando Ortiz (2000), Orden Félix Varela, los Premios Nacionales de Música, Investigación Cultural y Cultura Comunitaria; el Premio Internacional de Investigación Fernando Ortiz y la condición de Miembro de Mérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC.

Presidente cubano lamenta fallecimiento

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, lamentó hoy en Twitter el fallecimiento de la destacada intelectual, Premio Nacional de Música 2006.

"A los cien años se nos ha ido #MariaTeresaLinares, vida larga y obra prolífica, a las que debemos hallazgos fundamentales de lo que somos en la música, que es como decir en lo profundo del alma cubana. #SomosCuba", tuiteó Díaz-Canel.

Datos biográficos de María Teresa Linares

Cursó estudios musicales en el Conservatorio Municipal de La Habana, integró la Sociedad Coral de La Habana, dirigida por María Muñoz de Quevedo y concluyó la licenciatura en Estudios Cubanos en la Universidad de La Habana.

  

Entre 1948 y 1956 realizó, junto a Argeliers León, trabajos de campo en diversas zonas del país para recoger información, cantos y toques de antecedente hispano y africano. Esta experiencia inicial tuvo continuidad en la década de 1960 vinculada al Instituto de Etnología y Folklore de la Academia de Ciencias de Cuba.

  

A partir de 1974 integró el equipo de productores de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) y concibió numerosos discos de larga duración dirigidos al rescate, la preservación y promoción de la música cubana. En ellos se registra una parte importante de la historia musical de la Isla, en algunos casos con material de archivo, en otros, con registros realizados in situ durante festivales o expediciones de campo en los diferentes territorios del país.

 

Entre sus investigaciones sobresalen las series dedicadas a la canción cubana, la Gran Serie Benny Moré (Vol. I-IX) y como pieza central de su discografía, la Antología de la música afrocubana, donde además de productora general, fue autora de las notas para algunos de los volúmenes.

Fue directora del Museo Nacional de la Música entre 1984 y 1997, y posteriormente vicepresidenta de la Fundación Fernando Ortiz. Como docente impartió seminarios sobre el folclor cubano, así como clases de pedagogía, apreciación e historia de la música en los Conservatorios Municipal de La Habana, Alejandro García Caturla y en la Escuela de Instructores de Arte. Transmitió sus experiencias en la investigación de campo a musicólogos y especialistas de diferentes generaciones.


Colaboró como autora de artículos y ensayos para diversas revistas como Nuestro Tiempo, Pro Arte Musical, Boletín Música de Casa de las Américas y Catauro, así como publicaciones en el extranjero. Entre sus libros de mayor incidencia destacan La música y el pueblo (1974) y La música entre Cuba y España (1998).

Por su invaluable contribución al estudio, gestión y difusión de la música cubana, María Teresa Linares recibió las más altas distinciones, entre ellas la condición de Doctor Honoris Causa en Ciencias del Arte, los Premios Nacionales de la Música y de Investigación Cultural, el Premio Internacional Fernando Ortiz y la orden Félix Varela de Primer Grado, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba. Su principal premio: el reconocimiento a su legado como referente fundamental de la musicología cubana por su quehacer comprometido y multidimensional.

(Fuente: ACN/ laventana/Twitter)