martes, 05 de enero de 2021
8:59:12 am
 

Manuel López Obrador (AMLO) pedirá al secretario de Relaciones Exteriores que inicie la gestión ante el gobierno del Reino Unido. "Es un periodista que merece una oportunidad", aseguró.

"Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al gobierno del Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político", dijo López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina.

El mandatario mexicano aclaró que su país ofrece asilo con protección, pero también con "la responsabilidad de cuidar que el que recibe el asilo no intervenga ni interfiera en asuntos políticos de ningún país". Horas antes, la justicia británica había rechazado la extradición de Assange a Estados Unidos al considerar que de hacerlo, éste podría suicidarse.

 

 

"Celebro primero que en Inglaterra se haya dado protección al señor Assange, que no se haya autorizado la extradición a Estados Unidos. Creo que es un triunfo de la justicia, celebro que en Inglaterra se actúe de esa forma porque Assange es un periodista y merece una oportunidad", expresó López Obrador. En el pasado, el líder de izquierda agradeció las filtraciones de WikiLeaks sobre México cuando todavía era un candidato de la oposición. Por eso, reiteró este lunes que está a favor del "perdón, indulto y asilo" de Assange.

Según cables filtrados por WikiLeaks, el gobierno de Estados Unidos estuvo investigando a López Obrador desde el año 2006. Una de las primeras informaciones está fechada el 18 de julio de 2006, dos días después de que López Obrador convocara a una protesta masiva en el Zócalo, tras perder las elecciones frente a Felipe Calderón, para denunciar un presunto fraude electoral y pedir un recuento de votos.

El presidente mexicano ya había dejado clara su postura sobre Assange días atrás: "Deseo que se le perdone y se le deje en libertad". "No sé si él ha reconocido que actuó en contra de normas y de un sistema político, pero en su momento estos cables mostraron cómo funciona el sistema mundial en su naturaleza autoritaria", agregó el viernes pasado.

México ofreció anteriormente asilo político a otras figuras internacionales como el expresidente boliviano Evo Morales, quien llegó al país en noviembre de 2019 luego del golpe de Estado que lo desplazó del gobierno. El propio Morales saludó la decisión del tribunal londinense respecto al "hermano Julian Assange, perseguido y preso desde hace 10 años por ejercer el derecho a la libre expresión e información".

Victoria de Assange no elimina amenazas a la libertad de prensa

El activista australiano enfrenta un proceso penal en Estados Unidos que podría suponerle una pena de hasta 175 años de prisión. Las autoridades estadounidenses lo acusan de espionaje por la filtración de documentos confidenciales.

La Fiscalía británica ya advirtió que recurrirá, dentro del plazo previsto de catorce días, el fallo emitido por Baraitser. La jueza británica decidirá este miércoles si le concede la libertad condicional al fundador de WikiLeaks, quien permanece detenido en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh.

La decisión judicial de no extraditar a Julian Assange ha sido recibida como una victoria por todos aquellos que lo apoyan en su lucha. Sin embargo, varias voces alertan que la lucha no ha concluido, tanto porque el periodista permanece en prisión, como porque la libertad de expresión sigue estando amenazada.

Así lo considera Amnistía Internacional, ente que, a través de Twitter, expresó que la decisión judicial "no absuelve al Reino Unido por haberse comprometido en este políticamente motivado proceso a petición de Estados Unidos y por poner en un tribunal las libertades de expresión y prensa".

Mientras tanto, el periodista y cofundador del diario The Intercepter, Glenn Greenwald, manifestó que "esta no fue una victoria para la libertad de prensa. Muy por el contrario, la jueza dejó clara su opinión de que hay base para procesar a Assange por las publicaciones de 2010. Fue, no obstante, una condena lo increíblemente opresivo que resulta el sistema penitenciario estadounidense para las "amenazas a la seguridad".

 

Por su parte, el periodista Kevin Gosztola, que cubrió la sesión judicial de este lunes desde el sitio, razonó en su cuenta de Twitter que "la jueza Baraitser aceptó prácticamente todas las acusaciones contra Assange, lo que hace a este un peligroso caso para la libertad de prensa".

"A pesar del hecho de que la solicitud fue rechazada, hay mucho en este fallo para causar alarma, debido a que alguien mas podría ser fácilmente criminalizado en el futuro (por motivos similares)", agregó Gosztola.

El director general de la organización Libertad de Prensa (Freedom of the Press en inglés), Trevor Timm, expresó que "es difícil llamar a esto una verdadera victoria para la libertad de prensa, dado el desprecio del juez por los derechos de los periodistas en el fallo".

 

Por último, también el miembro de la Cámara de los Comunes (Cámara Baja del Parlamento) del Reino Unido, Jeremy Corbin, exlíder del partido laborista en esa instancia, criticó a la justicia de su país por lo que, en su opinión, los argumentos de la jueza representan para la libertad de prensa.

"Es alarmante que la jueza haya aceptado los argumentos del Gobierno de EE.UU. que amenazan la libertad de expresión y de publicación", twiteó Corbin este lunes.

(Fuentes: pagina12.com.ar/teleSURtv)