20201031053850-ltcc-barreto-silva-dime-simone.jpg


viernes, 30 de octubre de 2020
10:24:14 pm
 

Por Mercedes Rodríguez García 

Simone, una madre brasileña de 44 años, era una mujer de alegría y mucha fe. Lo que más le gustaba era rezar, pedir a Dios por todos. Antes de ir a trabajar, siempre pasaba por la iglesia para dar gracias por el día y por todas las mercedes otorgadas. Pedía a su Cristo salud, protección y paz… 

Simone Barreto Silva, fue atacada dentro de la iglesia, de donde salió herida y corrió para refugiarse en un café cercano… Pero ¡la mataron! Ni el Todopoderoso ni el asesino, sintieron compasión por la infeliz católica, una de las tres víctimas del ataque en la Basílica de Notre-Dame en Niza (Francia), ocurrido ayer jueves 29 de octubre. 

Simone falleció debido a las puñaladas recibidas. Dicen que un testigo la escuchó decir al morir: "Dile a mis hijos que los amo". Dicen también, que el homicida repetía “Allahu Akbar, Allahu Akbar” (Dios es grande). 

¡Pobre Simone! ¡Infeliz Simone! 

¡Ay, Simone, dime, cuán cierto puede ser eso de que estabas en el lugar equivocado, el día equivocado, a la hora equivocada. No, no, no. Déjame pensar que todo ocurrió porque Dios te necesitaba junto a él. Necesitaba una cristiana valiente, negra, nacionalizada francesa, licenciada en gastronomía y entendida en eso de cuidar de ancianos. 

¡Pobre Simone! ¡Infeliz Simone!

Nacida en Lobato, en el barrio de Salvador (Brasil), Simone emigró a Francia cuando era una adolescente.

La familia “está devastada”, dijo Rita de Cássia Barreto, prima de Simone. Y es, Rita, que ni Dios ni el terrorista pueden imaginarse el dolor que está experimentando la familia, los tres niños quedados sin su madre.

Es muy difícil, Rita. ¡Muy difícil!

Se ha cumplido lo escrito por Mateo: “Hágase tu voluntad, así en la tierra como en cielo”.

¿Y quien dijo que la basílica Notre-Dame, en pleno corazón de la Riviera Francesa, no está en la Tierra? Mas, el cielo, Simone, el cielo donde seguramente estás ahora: ¿Dónde queda? ¿Cómo es?

 

En contexto:

La Policía francesa anunció este viernes 30 de octubre la detención de un hombre por su presunta complicidad con el autor del atentado. "Un hombre de 47 años fue detenido en la noche de ayer. Es sospechoso de haber estado en contacto con el autor", indicó a la agencia EFE una fuente judicial.

El atacante, Brahim Aouissaoiu, se encuentra hospitalizado bajo custodia policial, después de ser herido de bala por los agentes. El hombre de 21 años llegó el pasado 20 de septiembre a la isla italiana de Lampedusa, procedente de Túnez.

La investigación se centra ahora en averiguar cómo llegó a Francia desde el puerto italiano de Bari y sus "eventuales complicidades", señaló el fiscal nacional antiterrorista, Jean-François Ricard, durante una declaración a la prensa la pasada noche. "En cuanto al autor, se encontraron un Corán y dos teléfonos. Cerca de allí, se descubrió el arma homicida, un cuchillo de 30 centímetros de tamaño con una hoja de 17 centímetros", informó el fiscal.

(Fuentes: ACI Prensa/ france24/AFP)