20201031003128-ltcc-gane-quien-gane.jpg

 

viernes, 30 de octubre de 2020
7:24:14 pm 

La política exterior estadounidense no cambiará mucho si Biden gana las presidenciales del próximo 3 de noviembre. O lo que es igual, si Joe Biden se convierte en el presidente 46 de Los Estados Unidos de América. 

Eso sí, cambiarán sobre todo las formas: Biden evitará entrar en guerras comerciales y tratará de reparar las alianzas y compromisos rotos por Trump.  Pero, en esencia, Estados Unidos va a seguir enfrentándose a China, retirando sus tropas del extranjero y preocupándose más de sus problemas internos. 

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos prometen ser un punto de inflexión para el país en el ámbito nacional. Pero gane quien gane, la política exterior mantendrá las tendencias que empezaron con Obama y se pusieron de relieve con Trump. 

   

Estados Unidos seguirá priorizando sus problemas internos a las cuestiones internacionales y tratando de desviar sus recursos financieros, humanos y militares del extranjero a casa.

Estados Unidos y el orden internacional están en un momento de transición.

La Administración Trump ha provocado disrupciones en todos los frentes, y las presidenciales del martes 3 de noviembre podrían suponer un antes y un después para el país. Sin embargo, puede que estas elecciones no sean tan determinantes para la política exterior estadounidense como para el ámbito interno.

Mucho antes de la presidencia de Trump, el orden liberal internacional que EE.UU. había forjado y liderado tras la Segunda Guerra Mundial había empezado a quebrarse, siendo cada vez menos liberal, menos ordenado y menos estadounidense.

En ese contexto, la política exterior estadounidense tradicional ya no se ajustaba a la realidad mundial, ni tampoco a la interna del país. Trump puso de relieve esa tendencia, centrándose más en su electorado que en aventuras en el exterior.

Pero ese cambio de rumbo ya lo marcó Obama, y se mantendrá gane o no gane Biden las elecciones.

En contexto:

  • El presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden visitaron esta semana la Florida, un estado clave donde ambas campañas esperan que el voto hispano incline la balanza hacia su lado este martes 3 de noviembre. 
  • Más de 80 millones de estadounidenses habían votado hasta jueves, según una encuesta de CNN con datos de funcionarios electorales en 50 estados y Washington.