martes, 22 de septiembre de 2020
8:54:10 pm

 Hoy se reportaron 81 nuevos casos positivos al virus del SARS-CoV-2 en el país, por lo que resalta aun la inminente necesidad de la cooperación de todos para frenar el desarrollo de una epidemia que cada vez cobra más vidas en el mundo.

 “Hasta el momento la única vacuna que existe para enfrentar la COVID-19 es la responsabilidad y el cumplimiento de lo establecido” insistió el doctor Francisco Durán García, director nacional de epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap), en el habitual espacio informativo de la conferencia de prensa.

A propósito, el especialista, a nombre de los profesionales de la salud y del pueblo en general, lamentó el fallecimiento de un paciente de la provincia de Ciego de Ávila con lo cual el país acumula 117 fallecidos, cifra que demuestra la presencia de una enfermedad fatal que aún no tiene cura, contra la que están luchando los trabajadores de la salud de nuestros hospitales en un contexto donde se reportan ocho pacientes en estado grave y tres en estado crítico.

Los esfuerzos continúan demostrándose por parte del personal que labora en el sector de la salud cuando este lunes se analizaran un total de 8 mil 175 muestras en todos los laboratorios de biología molecular del país.

Asimismo el titular del Minsap informó que se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico-epidemiológica 8 mil 074 pacientes: 6 mil 162 en vigilancia, mil 315 sospechosos y 597 confirmados.

Los 81 casos positivos de día corresponden a las provincias de La Habana con 42 y una gran dispersión por sus municipios, Matanzas 23 casos, Ciego de Ávila con tres pacientes diagnosticados, así como Sancti Spíritus y Holguín con un caso cada una.

Complejo escenario de la Covid-19 en La Habana 

De acuerdo con la directora provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Yadira Olivera Nodarse, la capital de Cuba muestra una gran dispersión de contagios por todos sus municipios y en los últimos 15 días confirmó 192 casos positivos. 

Según la especialista, se evidencia una mayor presencia de asintomáticos (64 por ciento), de ahí la importancia de mantener el pesquisaje clínico y de laboratorio. 

La pesquisa adquiere una relevancia mayor en lugares silentes y sitios vulnerables, enfatizó la también vicedirectora de Salud provincial. 

Olivera informó que la víspera se tenían en esta capital 11 eventos de transmisión local abiertos, así como 54 focos activos relacionados con 139 casos positivos. 


Una vez más, las autoridades sanitarias instaron a elevar la percepción de riesgo, sobre todo en las instituciones laborales, llamaron a la autodisciplina y a cumplir con las medidas higiénico-sanitarias aplicadas por la provincia. 

Por su parte, el coordinador general de La Habana para Programas de la Economía, Jorge Luis Villa reiteró que Cuba centra sus recursos en las prioridades de cada provincia, siguiendo una política social inclusiva que permite atender a 59 mil núcleos familiares vulnerables en esta capital. 

Según el funcionario, en el ámbito económico-social las principales medidas de la capital estuvieron dirigidas a la interrupción de actividades prescindibles, reorientación de recursos para fortalecer el sistema de salud, fomento del trabajo a distancia y el respeto a las garantías salariales de los trabajadores, entre otras.

Los gastos ocasionados por la pandemia en La Habana ascienden a más de 125 millones de pesos, aseguró. 

Por tal motivo, es necesario reactivar la economía de forma gradual y controlada, con énfasis en la producción de alimentos, el autoabastecimiento municipal e impulsar el encadenamiento productivo, explicó Villa. 

Estas acciones están contempladas dentro de la estrategia económica-social para enfrentar la crisis generada por la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo, aprobada por el gobierno para ser aplicada en todos los territorios del país. 

El occidente y centro de Cuba son las regiones con la mayor tasa de incidencia de la enfermedad por lo que en estos territorios se prioriza la encuesta epidemiológica y la reducción de la movilidad como medidas principales en el enfrentamiento a la Covid-19. 

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, insistió recientemente en la necesidad de asumir con realismo una normalidad que lleve a recuperar la actividad económica y social en todo lo posible, y para eso es indispensable rebajar la curva de la pandemia a raíz de este rebrote.

(Fuentes: Prensa Latina/Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. Infomed/Trabajadores)