lunes, 06 de abril de 2020
7:40:28 pm 
 

La amistad entre Silvio y Aute data de la década de 1970 y también se plasmó en colaboraciones musicales y sobre los escenarios, la última vez en mayo de 2016, cuando cantaron juntos Al Alba en Madrid pocos meses antes del infarto que obligó al español a retirarse. 

El trovador cubano Silvio Rodríguez eligió los versos de la canción De paso para despedirse de su amigo Luis Eduardo Aute, cantautor fallecido en Madrid este sábado a los 76 años. 

Rodríguez publicó la letra de ese tema de Aute como entrada en su blog Segunda Cita, que es también, sobre todo a través de la sección de comentarios, el vehículo que desde hace una década el intérprete cubano emplea para hablar y debatir sobre temas de actualidad con admiradores y amigos.

La amistad entre Silvio y Aute data de la década de 1970 y también se plasmó en colaboraciones musicales y sobre los escenarios, la última vez en mayo de 2016, cuando cantaron juntos «Al Alba» en Madrid pocos meses antes del infarto que obligó al español a retirarse. 

En diciembre de 2018, Silvio Rodríguez también participó en el concierto Ánimo, animal, un homenaje para enviar ánimos al cantautor español al que también se sumaron otros grandes nombres como Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat y el cubano Vicente Feliú, otro de los referentes de la nueva trova cubana junto a Rodríguez y Pablo Milanés. 

Precisamente Feliú también eligió este sábado el blog de Silvio para despedirse de Aute: «Abrazo fuerte, Flaco, y para Maritchu, los muchachos y Mon. A pesar de que era esperado, estoy muy, pero muy triste. Uno de mis mayores orgullos será siempre haber coincidido en tiempo con él, y ser su amigo», escribió.

 

En Cuba, un país al que el cantautor español estuvo profundamente vinculado y donde recibió atención médica en varias ocasiones, el fallecimiento del autor de Al Alba ha sido recibido con enorme tristeza.

De paso
Luis Eduardo Aute

Decir espera es un crimen,
decir mañana es igual que matar.
Ayer de nada nos sirve,
las cicatrices no ayudan a andar.
Sólo morir permanece
como la más inmutable razón,
vivir es un accidente,
un ejercicio de gozo y dolor.
 
Que no, que no,
que el pensamiento
no puede tomar asiento,
que el pensamiento es estar
siempre de paso, de paso, de paso.
 
Quien pone reglas al juego
se engaña si dice que es jugador,
lo que le mueve es el miedo
de que se sepa que nunca jugó.
La ciencia es una estrategia,
es una forma de atar la verdad
que es algo más que materia
pues el misterio se oculta detrás.
 
Que no, que no,
que el pensamiento
no puede tomar asiento,
que el pensamiento es estar
siempre de paso, de paso, de paso.
 
Hay demasiados profetas,
profesionales de la libertad
que hacen del aire bandera,
pretexto inútil para respirar
en una noche infinita
que va meciendo este gran ataúd
donde olvidamos que el día
sólo es un punto, un punto de luz.
 
Que no, que no,
que el pensamiento
no puede tomar asiento,
que el pensamiento es estar
siempre de paso, de paso, de paso.