viernes, 04 de octubre de 2019
2:36:13 p.m. 

Autoridades ecuatorianas también detallaron que tres dirigentes del sector de transporte fueron arrestados por el delito de paralización de servicio público en el país. 

La ministra de Gobierno de Ecuador, María Paula Romo, informó este viernes que 350 personas han sido detenidas por estar relacionadas con las protestas que se desarrollaron este jueves en al menos dos ciudades ecuatorianas, tras conocer las medidas económicas del presidente Lenín Moreno.  

 

"Tenemos más de 350 personas detenidas, estas personas están relacionas con los eventos violentos y vandálicos ocurridos en Guayaquil y Quito", indicó Romo. 

El balance que tenemos a las 09H00 (hora local) registra que el mayor número de detenciones está en Guayaquil con 159, mientras que en Quito se contabiliza 118 ciudadanos y en otras provincias fronterizas 54, precisó la funcionaria. 

La autoridad ecuatoriana también confirmó que este jueves fueron detenidos dos dirigentes indígenas y tres líderes sindicales del transporte, estos últimos fueron  presos por el delito de paralización de servicio público sin dar más detalles. 

Asimismo, reiteró que la medida de Estado de Excepción se mantendrá por 60 días para mantener el orden público, y en cuanto a las medidas económicas anunciadas por el presidente ecuatoriano esperan que sean pronto aprobadas por la Asamblea Nacional del país. 

Por su parte, el ministro de Defensa de Ecuador, Oswaldo Jarrín, expresó: "Tenemos patrullajes permanentes en las principales avenidas de Quito y Guayaquil, tenemos organizados 293 equipos para resguardar la seguridad y 90 equipos de respuesta inmediata". 

Jarrín agregó que mantendrán la seguridad e instarán en que las vías estén abiertas, ya que por segundo día se mantienen las movilizaciones en algunas provincias ecuatorianas. 

El pasado martes 2 de octubre, el presidente Lenín Moreno, anunció un conjunto de medidas económicas tras la intervención financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI), por lo que los ciudadanos de a pie han catalogados estos anuncios como "paquetazo" que afectan sustancialmente al pueblo. 

Por esta razón el sector transporte convocó a manifestar el jueves en contra el "paquetazo" de Lenín Moreno, a dichas movilizaciones se sumó el sector estudantil y la ciudadanía, las cuales han sido reprimidas por el uso de la fuerza policial. 

Lenín Moreno: "No voy a cambiar la medida, que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería"  

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, insistió este viernes que su Gobierno no dará marcha atrás a la medida del alza de los combustibles, que ha generado una ola de protestas en el país. 

"Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida. Que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería", expresó el mandatario desde Guayaquil, en la costa ecuatoriana, donde se encuentra desde la noche de este jueves. 

  

Este viernes se cumple el segundo día de paro nacional, convocado por varias federaciones de transporte, en rechazo a la eliminación del subsidio a las gasolinas extra y ecopaís, además del diésel. 

La medida fue anunciada el pasado martes por Moreno y confirmada mediante el Decreto Ejecutivo 883, emitido al siguiente día. Contempla un alza significativa de los combustibles; las gasolinas extra y ecopaís pasaron de costar 1,85 doláres a 2,39 por galón; mientras, el diésel subió de 1,03 dólares a 2,29, un aumento del 123 %. 

No habrá diálogo 

Ante las protestas que se generaron en todo el país, a las que se sumaron diversos gremios, como el estudiantil y el indígena, Moreno señaló este viernes que no dialogará con quienes "protagonizaron hechos consumados". 

"No queremos beneficiar a los que más tienen, ni a los contrabandistas, que se han enriquecido, con ellos no voy a dialogar. Hablemos con la gente que quiere trabajar, con la gente que quiere sacar al país adelante", manifestó.

Desde la ONU y la CIDH han manifestado su preocupación por el uso de la fuerza policial contra los manifestantes. Además, consideran excesiva la declaratoria del estado de excepción. 

También hay reformas 

Además del alza de los combustibles, el Gobierno tiene previsto enviar este viernes al Parlamento un paquete de reformas económicas, que también fueron anunciadas por Moreno el pasado martes, confirmó la ministra del Interior, María Paula Romo.

Todas las disposiciones anunciadas por Moreno son parte del acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que se alcanzó un pacto de financiamiento por más de 4.000 millones de dólares. 

Las medidas y reformas deberán ser incluidas en la estructuración del presupuesto del 2020, por ello, debían ir a más tardar esta semana al Parlamento para su discusión. 

Aunque no se brindó mayor detalles de estas reformas, entre los cambios que mencionó el mandatario destacan reformas a la legislación laboral, que incluye: 

  • La renovación con un 20% menos de remuneración de los contratos ocasionales. 
  • El recorte de vacaciones para los trabajadores del sector público: de 30 días, pasarán a disfrutar solo 15, como en el sector privado.
  • Trabajadores de empresas públicas aportarán mensualmente, como mínimo, un día de su salario. 
  • Una nueva Ley que podría facilitar nuevas modalidades de trabajo para quienes inician un emprendimiento y nueva modalidad de contrato, de reemplazo, en caso de maternidad y paternidad y enfermedades catastróficas. 
  • Una nueva forma de jubilación patronal: empleadores aportarán un 2 % extra mensual para los nuevos trabajadores. 

También, se contemplan reformas tributarias. Al respecto, el Ejecutivo tiene previsto reducir y simplificar el impuesto sobre la Renta al sector bananero, la devolución de tributos a los exportadores para "dinamizar la economía" y la rebaja a la mitad del Impuesto de Salida de Divisas (ISD) para materias primas, insumos y bienes de capital. 

Nebot y Lasso serán "presidentes de la República" 

Durante su intervención en Guayaquil, Moreno respondió a las declaraciones de Jaime Nebot, del Partido Social Cristiano; y el derechista Guillermo Laso, su principal contrincante en las elecciones de 2017. 

Nebot, quien volvió al país este jueves de emergencia, según dijo en redes sociales, ante las protestas y la declaratoria de estado de excepción de Moreno, criticó, en declaraciones a una radio local, las medidas del mandatario, por no presentar acciones compensatorias al alza del precio de los combustibles, y acusó al FMI de ser una "agencia cobradora".

Mientras, Lasso mencionó, en un mensaje público, que este gobierno no ha sabido asumir su principal reto, que era el reto económico y ha preferido dedicarse a la política del pasado.

Al responder, Moreno señaló: "Ellos van a ser en algún momento presidentes de la República, no sé cuánto tiempo demore, si corto, mediano o largo plazo [...] me alegro y deseo que así sea".

"En el momento en que ellos tomen las riendas de un país, que lo dejamos reinstitucionalizado, reestructurado y eliminadas todas las aberraciones económicas que pueden existir, que pueden impedir el desarrollo del país, en ese momento ellos van a poder aplicar sus maravillosos planes", enfatizó.

(Fuente: TeleSUtv/RT)